Las casetas

    Caseta de Holcim, ganadora del premio a empresas en 2007

    Las casetas son uno de los emblemas más representativos de la Feria y el lugar de encuentro para tomar un buen vino, degustar de una amplía gastronomía y bailar unas sevillanas. Dentro de ellas se respira y se vive el ambiente de la fiesta.

    Desde el punto de vista estético, la caseta es una estructura de metal cubierta por una lona a rayas, decorada con los típicos “farolillos” en su interior. No obstante, en Jerez, existe una gran tradición en la decoración y el cuidado de las casetas, tanto en el interior como en el exterior, con la construcción de portadas alegóricas a monumentos o lugares típicos de la ciudad. Una tendencia habitual también es que las casetas adopten la estética tradicional andaluza. Así es frecuente ver casetas en las que nos trasladamos a un cortijo típico de la campiña, con aperos de labranza y útiles del campo, como una alegoría a la tradición vitivinícola y ganadera de la zona. Otro modelo habitual entre las casetas es adoptar la fisonomía de los antiguos patios de vecinos, con ventanales, un buen exorno floral de claveles, clavenillas, gitanillas y geranios, y, en ocasiones, hasta simulaciones de pozos o pisos superiores. En los últimos años, también se está mejorando notablemente el interior de las casetas, haciéndolo cada vez más original y cómodo. Proliferan los cuadros y otros elementos decorativos, y se está extendiendo, por muchas casetas, el montaje de aires acondicionados.

    Por este motivo, el Ayuntamiento convoca cada año un concurso en el que se premia a las mejores casetas instaladas en el Real, finalizando con la entrega de premios en el Templete Municipal.

    La Feria 2017 cuenta con 200 casetas, desde el Ayuntamiento se van a editar planos con la ubicación de las distintas casetas ordenadas alfabéticamente para facilitar su ubicación, que estarán disponibles en la oficina de Turismo de la plaza del Arenal, y en los dos puntos de información turística que se van a ubicar en el recinto ferial (portada de feria y templete municipal). 

    El baile por sevillanas, las palmas y el compás toman protagonismo en las casetas durante toda la jornada, en una confusión de volantes y lunares en la que la mujer jerezana muestra su mejores galas.

    El ambiente más familiar, en una fiesta hospitalaria donde todas las casetas tienen entrada libre para cualquier persona que quiera acceder a las mismas, convierte en insustituible un paseo por el Real disfrutando de la visita a cada una de ellas.

    La caseta Cruce de caminos, también premiada en 2007
    La Hermandad del Soberano Poder es una de las muchas cofradías que montan caseta en el Real