LA CORONACIÓN

  • Nombre completo de la Hermandad

Muy Ilustre, Antigua y Venerable Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas, María Santísima de la Paz en su Mayor Aflicción y San Juan Bautista.

  • Sede canónica

Capilla del Refugio de Nuestra Señora de los Desamparados.

Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas. Foto: Archivo de la Hermandad de La Coronación
María Santísima de la Paz en su Mayor Aflicción. Archivo de la Hermandad de La Coronación
San Juan Bautista. Archivo de la Hermandad de La Coronación
  • Titulares

Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas, María Santísima de la Paz en su Mayor Aflicción y San Juan Bautista.

Marchas procesionales dedicadas: Coronación de Espinas, Paz y Aflicción (Moisés Davia),  Reina de la Albarizuela (Martín Salas), Cristo de la Albarizuela (Jorge Martin) y Espinas de tu Corona (Francisco Pacheco)

  • Reseña histórica

La primitiva Hermandad de San Juan Bautista tiene como fecha de fundación la del 28 de Julio de 1615, fecha en que el Provisor del Arzobispado de Sevilla, cuya silla ocupaba el Cardenal D. Pedro de Castro y Quiñones, aprueba su constitución, siendo desde su fundación de carácter penitencial, contemplando el misterio de la Santa Coronación de Ntro. Sr. Jesucristo y Nuestra Señora de la Paz, nuestra abogada. Como era costumbre en su tiempo, la Hermandad toma como titular a un santo que, en el caso de San Juan Bautista, era co-patrono del Cabildo Colegial en cuyo templo se funda.

La Hermandad adquiere, desde el inicio una singular devoción, con gran número de penitentes en las filas de su procesión -que se hacía el Jueves Santo a las dos de la tarde- y que hizo que la calle de las Cruces, tome su nombre del gran número de ellas que depositaban los hermanos en espera de la salida procesional. Este gran número de penitentes quizá fuera debido a que se abandonaba la costumbre de los flagelantes, común en las demás Cofradías de su tiempo y que habían sido cuestionados por las conclusiones del Sínodo Hispalense de 1.604, para basar la penitencia en portar cruces que posiblemente eran propiedad de los cofrades y, por lo tanto, ellos marcaban las dimensiones y peso. Como era la costumbre, la Cofradía procesionaba sin imágenes portando una insignia con la estampa de la Madre de Dios.

Aunque no existe documentación que lo avale, es muy posible que en estos años de estancia en la Iglesia Colegial, la Cofradía encargara la construcción de la talla de San Juan Bautista que, aunque muy modificada, ha llegado hasta nosotros, y cuyas características proto-barrocas así lo indican.

En 1649 la Hermandad decide abandonar la Colegial y pasar a la Iglesia del Convento de San Agustín, firmando un convenio con la comunidad agustina, por el que ésta cede a la Hermandad, una Capilla, “según se entra a mano izquierda bajo el coro”, lo que se hace realidad en 1654, en que, efectivamente, la procesión sale de allí. Aunque no se conocen las causas de este traslado podemos adivinar que ello fue debido a que la comunidad agustina autorizaba la construcción del cañón o cañones que nos pareciere para el que se entierren los hermanos de la dicha cofradía y las demás personas que nos parecieren.

El 19 de Abril de 1665 la Hermandad encarga la realización de una talla de Jesucristo sentado en una peana afirmando en los pies con perfección y contento y satisfacción de los dichos hermanos. El contrato, que se firma ante notario, encarga esta obra a Pedro Gras de nación alemán  y Elías Mer de nación flamenco. Suponiendo que la talla actual no correspondiese con esta documentación, ya que ha llegado hasta nosotros sin firma de autor ni documento alguno en su interior que lo avale, los expertos la datan en el último tercio del siglo XVII, lo que de todas formas la convierte en una de las más antiguas imágenes de las que procesionan en Jerez. La imagen del Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas, realizada en madera de cedro, es una imagen sedente, con la cabeza ligeramente ladeada hacia la derecha, cuya expresión refleja el dolor de la tortura y la dulzura del que perdona a los que se mofan de Él. Las manos están cruzadas sobre el regazo, la derecha sobre la izquierda y el pie derecho ligeramente adelantado sobre la posición del izquierdo.

Por esta misma época debió encargarse la talla de la imagen de la Santísima Virgen, que aunque originalmente tenía el título de Paz, su expresión afligida debió llevar a que el pueblo la designara como de la Aflicción. También datada en el último tercio del XVII, lo cierto a que a comienzos del XVIII, la Cofradía ya contaba con las imágenes de sus Titulares.

En San Agustín, la Hermandad permanece durante años en los que sufre esplendor y decadencia, especialmente agudizada por el Decreto del Real Consejo de Castilla de Carlos III, de disolución de las hermandades jerezanas en 1771, que la Hermandad de San Juan Bautista recurre, junto con otras muchas, pero que viene a ser el golpe de gracia para todas ellas.

Privada de las características de Hermandad y autorizada la procesión con acompañantes a título de devotos y no de hermanos, la guerra napoleónica y la desamortización de Mendizábal, hacen que la Hermandad languidezca hasta prácticamente desaparecer.

En 1896, un grupo de devotos, encabezados por el Pbro. D. Rafael Valero García, capellán de la Iglesia de San Agustín, reorganizan la Hermandad, cuyas Reglas aprueba el ordinario sevillano, por entonces el Cardenal D. Marcelo Spínola, el 13 de Marzo. Inmediatamente se recupera la Hermandad celebrando el Triduo de reglas los días 26, 27 y 28 de Marzo, predicados por el ilustrado presbítero Doctor en Sagrada Teología Sr. D. José Verea Bejarano, del respetable clero de Sevilla, y consiguiendo hacer su primer su desfile procesional el Domingo de Ramos , 29 de Marzo, de aquel mismo año, con unos pasos de estilo renacimiento, según los define la prensa de la época, realizados por el artista local Manuel Daza Perea, con taller en la calle de Bizcocheros, nº 47. El hecho de que muchos de los reorganizadores fueran pequeños comerciantes o empleados de comercio, en su mayoría de tejidos, dio una imagen gremial a la Cofradía, que ni por la letra de las Reglas ni por su espíritu, tenía.

Entre 1897 y 1904 se acometen diversas reformas y ampliaciones en los pasos: una nueva peana, palio bordado, manto y candelería para la Virgen y un nuevo romano para el paso del Señor.

En 1912 hace estación de penitencia por última vez desde San Agustín.

En 1913 agravado por la ruina del templo que aconseja su cierre primero y más tarde su demolición, la Hermandad traslada su Imágenes Titulares a la Colegial y parte de sus enseres son guardados por diversos hermanos.

Algunos de estos hermanos no desisten de su devoción y consiguen la cesión, por parte de la familia Villacreces, de la Capilla del Refugio de Nuestra Señora de los Desamparados, construida en las entonces afueras de la Ciudad, en el camino que conduce a Arcos, y que llevaba varios años cerrada al culto. Consiguen adecentarla y abrirla de nuevo, saliendo en procesión de ella, el Lunes Santo de 1925, con lo que, por primera vez, hay procesiones en Jerez todos los días de la Semana Santa. Al año siguiente cambia su día de salida, volviendo al Domingo de Ramos, abriendo, así, la Semana Santa jerezana y en el que sigue saliendo actualmente.

Una suscripción auspiciada por un matrimonio de hermanos, dona en 1929 una corona de plata para la Virgen.

Durante los años de la II República Española, como todas las hermandades jerezanas, la Hermandad decide suspender sus salidas procesionales, sustituyéndolas por solemnes cultos en el interior de la Capilla.

Santísima Virgen de la Mayor Aflicción. Foto: Archivo de la Hermandad de la Coronación

En 1935, concretamente el 4 de Mayo, la Hermandad sufre uno de los mayores desastres emocionales de su historia. La imagen de la Santísima Virgen de la Mayor Aflicción sufre un incendio fortuito, a causa de la caída de una vela ofrecida por una devota, padeciendo daños en la encarnadura del rostro y la pérdida total de las manos. Inmediatamente se encarga su restauración al escultor sevillano Agustín Sánchez Cid, que repara las quemaduras de la cara y ejecuta unas nuevas manos. Las manos quemadas las guarda la Hermandad como una reliquia.

Acabada la guerra civil la Hermandad inicia un cambio de estilo, acercándose mas al estilo sevillano por el que ya se habían decantado varias otras cofradías jerezanas, iniciando la adquisición de pasos y enseres en este sentido, conformando una de las más ejemplares muestras de arte cofrade, con pasos e insignias de verdadero mérito.

El 11 de Marzo de 1944 se compra, por 16.000 pesetas, el paso de misterio a la Hermandad del Prendimiento de Sevilla, conocida popularmente como de los Panaderos, junto con cuatro romanos. En este paso hizo sus dos primeras salidas el Stmo. Cristo de la Lanzada (El Carmen) y la primera Ntro. Padre Jesús de la Vía-Crucis (San Francisco).

Corona de Nuestra Señora de la Paz en su Mayor Aflicción. Foto: Archivo de la Hermandad de la Coronación
Frontal del paso de palio. Foto: Archivo de la Hermandad de la Coronación
Libro de reglas. Foto: Archivo de la Hermandad de la Coronación

En 1946 se encarga una corona a Emilio Landa Carrasco, orfebre sevillano afincado en Jerez, con taller en lo que había sido la imprenta del Convento del Carmen, en la calle Juan de Abarca, cuyo coste fue de 16.500 pesetas, aportando la Hermandad la plata necesaria para su ejecución. Esta magnífica corona, restaurada en 2.000 por Antonio García Falla, tiene un peso de 7,5 Kgs. de plata sobredorada, con incrustaciones de pedrería fina.

Es el inicio de un nuevo paso de palio de doce varales para sustituir al paso con el que se había estado saliendo hasta entonces, de diez varales, que era el mismo que había hecho Daza en 1896. Se encarga a Guillermo Carrasquilla el bordado de unas caídas que no se terminan hasta 1957 en que salen completas. Estas caídas han sido restauradas en este año 2008 con sustitución de todo el flecaje y cordonería, con posterior limpieza del techo completo por Fernando Calderón. Como complemento a este trabajo, Carrasquilla borda las tapas del Libro de Reglas (1948) en la que aparece el escudo de la Hermandad en una filigrana de hojilla de plata sobre terciopelo de Lyon de color morado en la portada. Emilio Landa se encarga de los complementos de orfebrería, ejecutando en plata de ley el escudo de la orden agustina, en la contraportada, y las cantoneras y cierres. 

A continuación, se encarga al mismo Landa la ejecución de doce varales, estrenándose seis de ellos el Domingo de Ramos de 1949 y, los seis restantes, al año siguiente. Estos varales, de metal plateado, fueron construidos en unos locales anexos de la propia Capilla de los Desamparados, y en su primer tramo o cañón, lleva cada uno de ellos, repujada, una imagen de diferentes advocaciones de la Virgen: De los Reyes (patrona de la Archidiócesis sevillana, a la que entonces pertenecía Jerez), de la Merced (patrona de Jerez), del Pilar (patrona de la Hispanidad), Inmaculada (patrona de España), de los Milagros, del Carmen, etc.

En 1951, la Junta de Gobierno decide el cambio de la imagen de la Santísima Virgen, por una nueva imagen, que investigaciones posteriores atribuyen a José Rivera García, que la realizó a finales del S. XIX, coincidiendo con la  restauración de la imagen de la Virgen de la Angustia, de la Hermandad de los Estudiantes de Sevilla, que está documentada como de Juan de Astorga, por lo que el autor de esta imagen de María Santísima de la Paz en su Mayor Aflicción, que es como se denominó desde entonces, aunando las dos advocaciones que había tenido la Titular mariana de la Hermandad, posiblemente se inspirase en dicha obra del imaginero malagueño del siglo XVIII, debido a su gran parecido.

Frontal del paso de misterio de La coronación. Foto: Archivo de la hermandad de La Coronación.

Por estas fechas se encarga al artista portuense, afincado en Sevilla, José Ovando Merino la ejecución de un nuevo paso de Misterio, de estilo barroco, que sale por primera vez, en madera tallada en 1954 y totalmente terminado y dorado al año siguiente.

Durante estos primeros años de la década de los cincuenta se realizan los faroles de acompañamiento de la Cruz de Guía, realizados por Emilio Landa, usando para las astas los varales del antiguo paso de palio (1954) y el Simpecado, en terciopelo de color azul, sobre el que se pasan los bordados del antiguo palio de 1902; en el centro una imagen de la Inmaculada Concepción, semicorpórea, en plata de ley rodeada por una constelación de estrellas también de plata. Las labores de bordado fueron realizadas por Carrasquilla y la orfebrería por Landa.

Landa realiza también los respiraderos para el paso de palio (1956) falleciendo durante su elaboración, terminándolos su hijo Juan. En los tondos centrales de cada cuerpo se representan escenas de la vida de la Virgen.

Manto de la Virgen de la Paz en su Mayor Aflición. Foto: Archivo de la Hermandad de la Coronación.
Saya del Siglo XVIII. Foto: Archivo de la Hermandad de la Coronación.

Y al final de la década se acomete la ejecución de un manto para la Stma. Virgen, que no pudiéndolo realizar Carrasquilla, por problemas en los plazos, se encarga al taller sevillano de Sobrinos de J. Caro, cuya maestra bordadora era la muy conocida Esperanza Elena Caro. El soberbio manto, en terciopelo morado, realizado por la bordadora, una de las grandes joyas del bordado de las cofradías de Jerez, lleva a encargarle la restauración de la saya de salida de María Stma. que realizó sobre tisú de plata. Esta saya era originalmente un vestido completo, en terciopelo granate, realizado en 1762 por el maestro bordador Pedro de Lima.

Y a continuación el maravilloso techo del palio, también sobre terciopelo de Lyon, de color morado. En la gloria, rodeada por unos resplandores bordados, aparece una paloma, símbolo de la Paz y del Espíritu Santo, realizada en  plata estofada obra de Manuel Gabella Baeza. Este techo ha sido limpiado este año 2008, por Fernando Calderón, recuperando su esplendor original.

Estandarte de la Hermandad de la Coronación. Foto: Archivo de la Hermandad
Cruz de Guía de la Coronación. Foto: Fernández Lira
Candelabro de cola del palio de María santísima de la Paz, en su Mayor Aflicción. Foto: Archivo de la Hermandad

También realizó Esperanza Elena Caro, (1968) un Guión o Estandarte, con el escudo de la Hermandad realizado en hojilla de plata, rodeado por una magnífica orla en bordado de realce de hilos de oro.

Fallecido Emilio Landa, la Hermandad confía la ejecución de sus enseres de orfebrería a Manuel Villarreal. Su primer trabajo consiste en la recubrición de la Cruz de Guía, en caoba de Cuba, que ya poseía la Hermandad desde 1931, con una labor minuciosa de orfebrería de plata, que alberga unos medallones de marfil con las escenas del Vía-Crucis, labor casi de miniaturista, realizada por el excelente imaginero jerezano Tomás Chaveli Gibert.

De Villarreal son también la candelaria completa del paso de palio, realizada durante ésta década. Consta de 82 piezas de diferentes tamaños, entre las que cabe destacar las “marías”, destinadas a portar la “cera rizá” a ambos lados de la imagen de la Virgen y cuyos mecheros están soportados por angelotes totalmente corpóreos. Y los candelabros de cola, que con un diseño absolutamente valiente de once luces cada uno, sustituyen los clásicos guardabrisas por pequeños faroles de cuatro caras, en cuyos sombreretes portan  una pequeña campanita, que dan un sonido muy característico al caminar de este paso de palio. Un conjunto de 18 varas de presidencia y, por último, las jarras de entrevarales. Son seis grandes, cuatro medianas y seis pequeñas, que en la panza llevan una cartela con invocaciones de la letanía de Nuestra Señora: Estrella de la Mañana, Refugio de los Pecadores, Consuelo de los Afligidos…

En 1975, la Hermandad celebra el Cincuentenario del establecimiento en la Capilla de los Desamparados, con una serie de actos de culto que culminan con el traslado de la imagen de María Stma. de la Paz en su Mayor Aflicción a la Basílica de la Celestial Patrona de Jerez, Ntra. Sra. de la Merced donde se celebra un solemne Triduo que se rematan con una emotiva procesión de regreso a la Capilla en el recordado “palio de los nardo”, ya que, de manera excepcional, eran estas  flores la que lo exornaban.

Con este mismo motivo, se encarga al conocido imaginero sevillano Luís Álvarez Duarte, la realización de un conjunto de cuatro figuras de acompañamiento para el paso del Stmo. Cristo de la Coronación de Espinas, que son uno de los mejores conjuntos que procesionan en Jerez.

Detalle de uno de los arcángeles del paso de misterio de la Coronación. Foto: archivo de la Hermandad de la Coronación.
Banderín de San Juan. Foto: archivo de la Hermandad de la Coronación.
Bocinas de la Coronación. Foto: archivo de la Hermandad de la Coronación.

Pero en 1983, el paso que había tallado Ovando para el Santísimo Cristo estaba muy deteriorado, por lo que se encargó a Manuel Guzmán Bejarano, un nuevo paso de Misterio. Este paso salió por primera vez dicho año, sólo en talla, terminándose de dorado y estofado por Manuel Calvo, en 1985. Su magnífico canasto barroco tiene una planta con grandes entrantes en los costados donde se colocan las imágenes de cuatro arcángeles, en madera tallada estofada y pintada, de excelente factura, que portan unas cartelas con versículos del Miserere, en latín, realizadas por el Pbro. D. Enrique Hernández y Rodríguez de los Ríos.

Entre las recientes insignias mas destacadas está el Guión de San Juan, confeccionado en 1993, enriqueciendo bordados del antiguo Guión, por Piedad Muñoz y montado sobre hasta en plata de ley rematada con el escudo de la Hermandad, de Talleres Villarreal.

En los últimos años, la Hermandad ha ido incrementando y conservando su patrimonio, habiendo  restaurado prácticamente todos los enseres de la cofradía, destacando principalmente el Senatus, estrenado en el año 2004, enriqueciendo los antiguos bordados del mismo por Fernando Calderón y montado sobre hasta en plata de ley, confeccionada en los Talleres Olioz-Arte de Rota, respetando fielmente los estandartes romanos de la época, se presenta como uno de los mejores estandartes de la Semana Santa de Jerez.  Potencias de plata de ley para el Stmo. Cristo y palermos para Diputados de Cruz, ambos de Paco Mariscal. Asimismo cabe destacar el plateado completo del paso de palio por Talleres Olioz-Arte.

También la Capilla de los Desamparados ha sufrido en estos últimos años diversos trabajos de rehabilitación, presentado en la actualidad un aspecto renovado excelente.  

  • Paso de Misterio

Jesús aparece sentado sobre un taburete, con la corona de espinas rodeando su cabeza, con las manos atadas por delante, sujetando una caña (aunque, en algunas ocasiones, no porta Cristo la caña, sino que lo hace uno de los sanedritas que lo increpan y que aparecen en el paso de Misterio). Un soldado romano aparece a la espalda de Cristo, incrustándole la corona de espinas en las sienes, ayudándose para este propósito de un palo.

Pasos de la hermandad de la Coronación. Foto: Archivo de la Hermandad de la Coronación
  • Paso de Palio

La imagen de María Santísima de la Paz en su Mayor Aflicción fue realizada por el artista José Rivera García, nacido en Umbrete (Sevilla) en 1905 y fallecido en 1982. Fue adquirida por la Hermandad en 1950 a un anticuario sevillano. Se le añadió la advocación de Nuestra Señora de la Mayor Aflicción en 1986. 

  • Escudo y túnica

Antifaz de terciopelo negro, con el escudo reducido en el pecho, túnica blanca con botonadura y cíngulo negro, cubierto con capa blanca con vueltas de raso negra y escudo completo sobre el brazo izquierdo.

  • Otros datos de interés

A pesar del explícito cometido estatutario designado a las Hermandades, la demanda de una mayor implicación social, nos lleva a una mayor actividad en la formación humana y religiosa de nuestros cofrades y a una mayor actividad en el área de asistencia social. Buena prueba de ello fue la creación de la “Asociación de fieles Paz y Aflicción”  destinada a la asistencia a domicilio del mayor, que posteriormente pasó a ser “Fundación Paz y Aflicción” y que este pasado año 2007 ya ha puesto la primera piedra para la construcción de un  Hospital de Día. Actualmente dicha fundación funciona autónomamente, aunque la Hermandad se mantiene como Presidente de Honor y miembro ejecutivo del Patronato de Gobierno.

  • Acompañamiento musical

El Paso de Misterio va acompañado de la Banda de Cornetas y Tambores del Stmo. Cristo de la Vera Cruz de Los Palacios y Villafranca y el Paso de Palio, de la Banda Municipal de Música de Villalba del Alcor (Huelva).

  •  Junta de Gobierno

La actual Junta de Gobierno tomó posesión de su cargo el 29 de julio del
año 2013.

• Director Espiritual: D. Luis Delgado Serrano
• Hermano Mayor: Francisco José Rodríguez Luque
• Tte. Hermano Mayor: Javier Román Azores
• Secretario: Juan Antonio Montoro Rodríguez - Izquierdo
• Tesorero: Raúl Lebrero Sánchez
• Mayordomo: Isaac Jesús Núñez Rosado

- Camareras: Dª Isabel Sánchez Collado del Stmo. Cristo y Ana Barra Reinado de Ntra. Sra. de la Paz en su Mayor Aflicción. 

- Vestidores de las Imágenes: D. Juan Luis Jaén del conjunto completo del Stmo. Cristo de la Coronación y D. Alberto Zarzuela de la Virgen de la Paz en su Mayor Aflicción.

Unos 25 minutos, aproximadamente.

Llamador paso de misterio de La Coronación. Foto: Archivo de la Hermandad de la Coronación
Llamador del palio de Marías Santísima de la Paz en su Mayor Aflicción