LA DEFENSIÓN

Cartel del Cincuentenario de la Hermandad de la Defensión.
  • Nombre completo de la Hermandad

Real y Franciscana Hermandad del Santísimo Cristo de la Defensión, María Santísima de la O y San Bruno.

  • Titulares

Santísimo Cristo de la Defensión

Obra del valenciano D. José Esteve Bonet, escultor de Cámara de Carlos IV. El mérito de la Efigie radica en que simboliza con insuperable acierto el sentido teológico de la crucifixión.

Es un Cristo neoclásico. Tiene un rostro sereno de rasgos finos y apolíneos, casi griegos, boca entreabierta, con la cabeza inclinada sobre el hombro derecho, en inequívoca actitud inerme. La anatomía es majestuosa y serena, siendo la talla  de tamaño natural bien cumplido (1.80 cm).

María Santísima de la O

Obra del imaginero sevillano Luis Alvarez Duarte. Es una Virgen muy hermosa, de carnación nacarada y sonrosada, de facciones grandes y bellas, que expresa con su gesto una honda tristeza y, con sus manos, una interrogación palpante. Fue bendecida el 18 de diciembre de 1971 en la Iglesia de la Compañía de María.

Marchas dedicadas:

- Cristo de la Defensión (Abel Moreno)

- Reina y Señora de la O (Andrés Martos)

- Nazarenos de la Defensión (José María Alvarez Beigbeder)

- Noche del Martes Santo (José María Alvarez Beigbeder)

  • Reseña histórica

 Los primeros intentos de fundación de una hermandad en torno a la imagen del Cristo de la Defensión datan de los años finales de la década de los veinte del siglo XX. Permanecía el Cristo en la Iglesia del antiguo Convento de Capuchinos, convertido éste en Hospicio Provincial dependiente de la Diputación, y que fue ésta la que negó el permiso para dicha constitución.

Primera salida procesional. Archivo de la Hermandad de la Defensión.

En 1953 se produjo la vuelta de la Orden Capuchina a su Templo. Y será al año siguiente cuando se hace un nuevo intento de constituir una hermandad bajo la advocación del Cristo de la Defensión. Sin embargo, y pese al ambiente muy propicio para ello, tampoco llegó a cuajar esta segunda tentativa por la negativa esta vez del propio Guardián del convento capuchino, Fr. Jerónimo de Málaga, que aducía en aquella ocasión "la extremada juventud" de los cofrades a cuyo esfuerzo se debía esta iniciativa y el hecho de que los capuchinos habiendo demolido su antiguo templo, conservaran tan sólo un pequeño oratorio.

Pero no dejaron estos cofrades de mantener vivas sus aspiraciones e ilusiones por fundar una asociación devocional en torno a este Cristo de la Defensión y tres años mas tarde, el 6 de julio de 1957, el Ilmo. Sr. Vicario General del Arzobispado de Sevilla, D. Emilio Aguilar, firma el decreto de erección canónica.

El 30 de octubre de 1957 le fueron aprobados sus Estatutos, nombrándose al poco tiempo, su primera junta rectora y organizadora.

  • Paso de Misterio

El paso de Cristo es una obra barroca, de estilo sevillano, esculpida por el tallista sevillano Antonio Martín Fernández, que lo comenzó en 1982 y salió por primera vez en el año 1983.

La Defensión, por la calle Sevilla. Fondo fotográfico de José Ramón Fernández Lira.

Está realizada en madera de cedro con una maravillosa talla y acabado en tonos caoba. Cuenta también con cartelas de plata repujada y cincelada que reflejan escenas de la Pasión. Son obra del orfebre sevillano Manuel de los Ríos.

Las Figuras situadas bajo los portachones han sido realizadas por el imaginero sevillano Miguel Bejarano con detalles en plata de ley confeccionadas  por el orfebre de la misma localidad Jesús Domínguez. 

Las imágenes son:

• San Francisco. Co-Titular de la Hermandad. Atributo: Aureola y cruz arbórea.

• San Bruno. Co-Titular de la Hermandad. Atributos: Aureola, Mitra (está en el suelo pues declinó ser obispo) y cráneo en la mano izquierda, representa la dicotomía entre la vida y la muerte.

• Santo Domingo. Aureola más Banderola con el escudo franciscano y estrella en la frente que representa la sabiduría.

• Beato Diego José de Cádiz. Simpecado con una pintura de la Divina Pastora. Gran apóstol que predicó novenas al Cristo.

En el año 2005 se estrenaron los apliques en plata de ley que adornan la talla de los portachones realizados por el orfebre sevillano Jesús Domínguez. Como curiosidad, resaltar que entre los cuatro, cuentan con más de 1.000 remaches para fijar las distintas piezas y que ninguno de los platos son iguales. Poco a poco se empieza a vislumbrar la terminación definitiva del paso.

Dos grandes estrenos se presentaron en el año 2006. El primero es la realización de los ocho faroles sobremesa en plata de ley por el orfebre sevillano Jesús Domínguez, con la peculiaridad de que ningún farol tiene el mismo dibujo. El segundo gran estreno es el llamador. Representa un demonio alado (inspirado de los existentes en el retablo de San Miguel) caído en el suelo sobre llamas y un Arcángel le golpea con la cruz en la cabeza. Simboliza la victoria del bien sobre el mal y esta realizado en bronce plateado.

En el año 2007 se estrenó el portentoso relicario realizado en plata de ley y marfil con las reliquias del Lignum Crucis, San Francisco de Asís y San Bruno.

Las dimensiones de sus andas son de 225 cms. de ancho por 340 de largo y 175 de alto. Lleva en la delantera un relicario de San Bruno por la relación existente entre esta comunidad y el Cristo.

Exorno floral: lirios morados

Capataz: Francisco Javier Franco Caro

Número de costaleros: 33

María Santísima de la O
Paso de palio de María Santísima de la O. Fondo fotográfico de José Manuel Fernández Lira.
  • Paso de Palio

El paso es diseño del sevillano Antonio Dubé de Luque. Lleva como imagen venera a Nuestra Señora de los Angeles tallada en marfil y lleva reliquias de varios santos de la Orden.

Lleva el manto sin bordar en terciopelo negro. La antigua saya de la Virgen fue bordada por las Esclavas del Santísimo en 1989. La corona es obra de los talleres de la Viuda de Villarreal. Los moldurones de los respiraderos y el baquetón fueron realizados por el orfebre Manuel de los Rios Navarro entre 1991 y 1994, llevando 82 puntos de luz en su candelería realizada entre 1960 y 1976.  

Este paso, al ser de cajón, no lleva candelabros de cola. Lleva cuatro faroles  (con 4 puntos de luz). En 1998 estrenó las jarras entrevarales obra de los talleres de orfebrería San Francisco de Sanlúcar de Barrameda.

Exorno: Rosas blancas

Capataz: Manuel Jesús Elena Hernández

Número de costaleros: 30

  • Escudo y túnica

- Escudo: Formando el armazón principal del emblema está el ancla de la Esperanza, Nuestra Titular, y sobre él se sienta la corona que define la Realeza de Cristo. A ambos lados del ancla hay un símbolo, el de la derecha la Cruz encarnada de Santiago, a cuya Parroquia perteneció la Hermandad en su fundación, y el de la izquierda es el escudo de la Orden Capuchina (los brazos de Cristo y de San Francisco de Asís entrecruzados en un mar de nubes con la cruz al fondo). En la caña del ancla, se abre la cruz insignia de San Antonio a quien se iba a dedicar la Basílica proyectada, en el lugar que ahora ocupa el convento. Todos estos símbolos se enlazan con el cordón franciscano que arranca del arganeo del ancla y están dentro de una O que sirve de marco y hace referencia a la advocación de la Virgen.

- Túnica: Fue interés de los hermanos fundadores, que la vestimenta con la que los nazarenos procesionaran fuera una réplica de la que llevaron los 24 mozos que transportaron sobre sus hombros al Crucificado, en su histórico traslado desde el Monasterio de la Cartuja, en la ribera del Guadalete, hasta Capuchinos.

La túnica es de cola de ruán de color morado, abierta desde el cuello a la cintura, y la longitud de la cola será la necesaria para amortajar el cuerpo del Hermano que la vista. Se complementa con antifaz de igual tejido y color que cae sobre pecho, espalda y hombros y se eleva sobre la cabeza por un armazón cónico llamado capirote que tendrá un metro de altura. En la parte delantera del antifaz llevará el escudo de la Hermandad. El fajín será de esparto de 25 centímetros de anchura. Las sandalias serán de cuero y del mismo color de las usadas por la Orden Capuchina, sin usar medias ni calcetines.

Cortejo de nazarenos de La Defensión, con su Cruz de Guía
  • Atributos más destacados

- Cruz de guía: cruz arbórea realizada en madera de las vigas del antiguo convento.

- Banderín de la Juventud. Realizado por Ildefonso Jiménez en oro sobre terciopelo morado con pintura de Manuel Castellanos.

- Libro de Reglas, realizado en Plata sobre terciopelo morado.

- Guión de la hermandad. Bordado por Ildefonso Jiménez con asta del orfebre Jesús Dominguez.

Ofrenda del Ejército al Santísimo Cristo de la Defensión.
  • Otros datos de interés

Desde un principio, la comunidad capuchina mantuvo estrechas relaciones con los monjes de San Bruno de la Cartuja jerezana. De ahí que, en 1794, al enterarse el guardián Padre Buenaventura de Cádiz del encargo que había hecho el prior de la Cartuja, Fray Antonio Moreno, al escultor valenciano José Esteve Bonet, que lo era del rey Carlos IV, de una talla de la Virgen de la Defensión, titular del monasterio,  ante la buena talla por él realizada el año anterior con el título de "Virgen de las Angustias" y que se encontraba en la Capilla de la Antigua, en el Claustrillo de la Cartuja jerezana, unió a la petición de los Cartujos la de su Orden: una talla de Jesús Crucificado, de tamaño natural, que debía salirle muy hermosa y devota, para colocarla en el coro bajo de su Iglesia, dedicada a la Purísima Concepción terminada de construir el 30 de octubre de 1679, obra que había dirigido el arquitecto capuchino Fray Francisco de San Clemente.

El guardián rogaba al escultor valenciano que la enviara juntamente con la de Nuestra Señora de la Defensión de los Cartujos.

El escultor de Cámara, José Esteve Bonet, tomó tan a pecho estos encargos desde Jerez que, en enero de 1795, las dos imágenes, perfectamente embaladas, salían del Puerto del Grao en una nave, junto con otras embarcaciones, rumbo a Cádiz.  Al llegar a Cádiz, tras una recia tempestad, enfiló Guadalete arriba, hasta fondear en los Hornos de la Cartuja, embarcadero junto a la puerta del Monasterio, el 14 de febrero de 1795.

Los Cartujos, al desembalar las tallas, quedaron maravillados de su perfección y estilo. 

El Prior, don Nicolás de los Hoyos, procedió a su bendición, colocándose la imagen de la Virgen en el Altar Mayor y la del Cristo en el coro de los legos, sobre la verja, dándosele el título de Santísimo Cristo de la Defensión, por haber llegado juntamente con la imagen titular del Monasterio.

El 5 de marzo de 1795, tras celebrar una solemne misa, ante la Imagen el Cristo, colocado en el Altar Mayor, con un gran sermón pronunciado por Fray Buenaventura de Cádiz, y gran ceremonia realizada por los monjes cartujanos que, terminada la cual, se pasó al refectorio para salir con la Imagen del Santísimo Cristo en procesión a las tres de la tarde de ese mismo día hasta llegar a la puerta exterior que da a la cruz del caminante, donde colocada la imagen sobre la parihuela prestada por la Hermandad de la Santa Veracruz le besaron los pies todos los componentes de la comunidad cartujana y emprendieron la marcha hacia Jerez, llevando las andas 24 jóvenes vestidos con túnicas moradas y cinturón de esparto. 

La procesión que iba presidida del estandarte escoltado por dos faroles y gran cantidad de fieles, entraría en Jerez por la calle Medina hacia la calle Lencería, Larga y Sevilla al convento capuchino, donde fue recibido con honores militares por el Regimiento nº 18 de España, cuya guarnición se encontraba por aquellas fechas en nuestra ciudad, hoy establecida en Valencia. De ahí la vocación militar de la Hermandad y su hermanamiento con las Fuerzas Armadas.

En esta procesión estuvieron presentes las Hermandades de las Angustias y la del Rosario de los Montañeses además de la ya citada de la Veracruz.  En 1835, debido a la desamortización del por entonces jefe de Gobierno, Juan Alvarez de Mendizábal, las Ordenes religiosas fueron expulsadas de sus Conventos y los Capuchinos tuvieron que abandonar nuestra ciudad, siendo ocupado su Convento por el Estado, convirtiéndose en Hospital Provincial.

La Iglesia pasó a ser de la Mitra y, con el tiempo, el Cristo de la Defensión fue puesto en una dependencia de cuyo ventanal podía ser contemplado por cuantos pasaban por el lugar, siendo muchos los devotos que acudían a rezarle.  En 1955 se produjo la vuelta de los Capuchinos a Jerez. La nueva Iglesia se bendijo en 1973.

  • Junta de Gobierno

La Junta de Gobierno actual fue constituida 1 de diciembre de 2011.

• Director Espiritual: Rvdo. Padre Fray Alfonso Jiménez Santos
• Hermano Mayor: Antonio García – Figueras Romero
• Tte. Hermano Mayor: Juan Junquera Marín
• Secretario: Abraham Hernández Parra
• Tesorero: Rafael Antonio Barrera Puerto
• Mayordomo: Francisco Javier Franco Caro

 

Se compone de 500 hermanos y procesionan 200. El Paso del Cristo va acompañado de la Banda de Cornetas y Tambores de la Centuria Macarena de Sevilla y con el Paso de Palio la Banda de Música Municipal de Cantillana.

 

  • Modos de contacto

www.defension.com

C/ Sevilla 26-28

11402 - Jerez de la Frontera

defensión@defensión.com 

twitter: twitter.com/defension