RICARDO III

Por: W. Shakespeare

Teatro

NOVIEMBRE TEATRO

EDUARDO VASCO, dirección

Flash is required!

Jueves, 19 de octubre, a las 20.30 horas

COMPRAR 

LA OBRA

The life and death of King Richard III es una de las cuatro obras que William Shakespeare escribió sobre la historia de Inglaterra, en la que narra la llegada al poder de la casa Tudor y el declive de la familia York.

Se estima que la obra pertenece al periodo inicial del dramaturgo, y que podría haber sido escrita alrededor de 1591, ya que fue anotada en el registro editorial Stationers company de Londres en 1597, para su publicación. Se edita en Quarto, formato en el que apareció hasta seis veces antes de ser incorporada a la edición First Folio de 1623, junto al resto de las obras del autor.

Entre las ediciones citadas podemos encontrar notables diferencias que podrían deberse a modificaciones de las compañías o de los editores, y que han encendido las habituales polémicas al respecto.

La obra ha sido representada por notables intérpretes de todas las nacionalidades desde 1633, y ha sido llevada al cine en varias ocasiones desde que Laurence Olivier interpretase su versión en 1955, aunque recientemente apareció una copia de una película rodada en 1912 y protagonizada por el actor Frederick Warde.

Resumen del argumento

Tras una larga guerra civil, Inglaterra disfruta de un inusitado periodo de paz bajo el reinado de Eduardo IV. Ricardo, duque de Gloucester, tras relatar la manera en que se ha producido la ascensión al poder de su hermano, revela su envidia y sus ambiciosos deseos. Él, jorobado y deforme, no se conforma con su estado y planea conseguir el trono a cualquier precio, eliminando todos los impedimentos que pueda encontrar en el camino.

Detiene el cortejo que acompaña el cadáver del difunto Enrique VI, y consigue sosegar a su viuda, Lady Ana Neville, manipulándola y consiguiendo que acceda a comprometerse con él en matrimonio; será el principio de un camino lleno de crueldades. El siguiente paso será asesinar a su propio hermano Jorge, y deslegitimar al rey, consiguiendo alcanzar el trono con el beneplácito de su madre.

A partir de ese momento, Ricardo inicia una cadena de asesinatos para afianzar su posición. La aparición de los fantasmas de sus víctimas será el prólogo del desastre que se avecina, augurándole desesperación y muerte.

La batalla de Bosworth, en la que pronuncia la famosa frase «mi reino por un caballo», será el escenario de la derrota y muerte del rey Ricardo III.

Noviembre Compañía de Teatro

Noviembre Compañía de Teatro produce este año 2016 dos espectáculos diferentes: La ruta de don Quijote, de Azorín, y Ricardo III, de William Shakespeare. Con el primero nos sumamos a reivindicar, en el cuarto centenario de la muerte de Cervantes, la figura del hidalgo manchego a través de la óptica del escritor de Monóvar. Con el segundo, hacemos lo propio con el dramaturgo de Stratfford-upon-Avon, con el que tenemos ya una historia, podríamos decir, íntima.

De esta manera continuamos consolidando nuestra actividad desde 1995, interrumpida durante el paréntesis de siete años motivado por el nombramiento en el año 2004 de nuestro director, Eduardo Vasco, como director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, cargo que ocupó hasta septiembre de 2011.

Y es que cada vez que, como compañía, decidimos impulsar la realización de un proyecto ocurre algo similar: repasamos lo hecho hasta el momento, miramos alrededor, tomamos el pulso a nuestra vitalidad y decidimos. De esta forma, nos gusta trabajar en dos vías bien diferenciadas: una que parte de nuestro repertorio clásico, y otra en torno a la dramaturgia contemporánea.

La ruta de Don Quijote, prosigue nuestra línea de representar textos contemporáneos. La compañía ha apostado por los autores más interesantes del panorama Nacional: Yolanda Pallín, de la que estrenamos Hiel, Tierra de nadie, Lista negra, y Los motivos de Anselmo Fuentes; Borja Ortiz de Gondra, con Dedos; y el estreno de Algún amor que no mate, de Dulce Chacón, que fue la continuación lógica del trabajo alrededor de nuestra dramaturgia nacional más inmediata. Hedda Gabler, de Ibsen; Camino de Wolokolamsk, de Heiner Müller; y Final de Partida, de Samuel Beckett han sido las apuestas por el repertorio contemporáneo internacional.

En relación al repertorio clásico, decidimos cerrar lo que denominamos entonces como "primera etapa clásica", en la que escenificamos títulos de Lope de Vega como No son todos ruiseñores, La fuerza lastimosa y La bella Aurora. Luego vino el encuentro con Shakespeare. Hamlet, el texto del genial dramaturgo inglés fue el último montaje de la compañía antes de interrumpir su actividad en el año 2004.

Y seguimos con Shakespeare. Noche de reyes, constituyó la vuelta a la arena teatral de la compañía. La extraordinaria acogida por parte del público y la crítica nos animó a continuar por el camino shakesperiano con Otelo en 2013, y de la misma manera llegamos, vía veneciana, a montar El mercader de Venecia. Nuestro siguiente trabajo shakesperiano, el quinto, es otra de sus grandes obras: Ricardo III.

Toda esta experiencia constituye una de las líneas de trabajo más estables del teatro español contemporáneo tanto por la solidez del tándem compuesto por Yolanda Pallín y Eduardo Vasco como cabezas creativas de la compañía, como por la labor en la producción de Miguel Ángel Alcántara y el equipo de actores y colaboradores que conforman cada proyecto.

William Shakespeare

Es el autor dramático más conocido y representado de la historia del teatro.

La oscuridad que envuelve su vida, y más concretamente su vida alrededor del teatro ha motivado que la mayor parte de las cosas que sabemos de él sean suposiciones o conclusiones de los diferentes biógrafos y estudiosos que se han ocupado de la figura del genial autor.

Nacido en Stratford-upon-Avon en 1564, se le supone una formación autodidacta basada en los grandes autores latinos de comedias y tragedias. En 1587 marcha a Londres y comienza a relacionarse con el mundo de la escena hasta llegar a ser actor, director, administrador y copropietario de “El Globo”; el teatro que ahora se considera como modelo del recinto escénico isabelino por excelencia.

Consigue conjugar en sus composiciones la herencia dramática latina con el teatro inglés, que está llegando a un notable apogeo por aquellos años, mediante una dramaturgia que oscila entre las truculentas tragedias de sangre, los dramas históricos, y comedias de diverso género.

La reflexión profunda sobre la condición del hombre y su existencia siempre aparece en sus comedias como uno de los factores que ennoblecen su teatro y lo elevan, en opinión de estudiosos, profesionales y público a ser considerado, sin duda, como la dramaturgia más apreciada de todos los tiempo

Equipo Artístico

Personajes y actores

Ricardo Arturo Querejeta

Margarita / Duquesa Charo Amador

Buckingham Fernando Sendino

Isabel Isabel Rodes

Clarence / Stanley Rafael Ortíz

Ana / Duque de York Elena Rayos

Hastings / Richmond Antonio de Cos

Asesino / Principe de Gales / Ratcliff José Luis Massó

Asesino / Rey Eduardo / Catesby José Vicente Ramos

Pianista / Grey / Sacerdote / Tirrel Ángel Galán

Brakenbury / Rivers / Alcalde Guillermo Serrano

Ayudante de dirección Fran Guinot / Daniel Santos

Música Janácek/Vasco

Iluminación Miguel Ángel Camacho

Vestuario Lorenzo Caprile

Escenografía Carolina González

Versión Yolanda Pallín

Dirección Eduardo Vasco

Producción Miguel Ángel Alcántara