Emilio Gutiérrez Caba protagoniza 'Después del ensayo' de Bergman en Villamarta


Chusa Barbero y Rocío Peláez completan el reparto de una obra concebida como “una metáfora de la vida”

Emilio Gutiérrez Caba encabeza el reparto de 'Después del ensayo', la obra más autobiográfica de Ingmar Bergman, una pieza sobre el paso inexorable del tiempo, la decadenia del cuerpo frente a la pulsión de los deseos y la necesidad de actuar que podrá verse mañana viernes día  9 de febrero en el Teatro Villamarta. Chusa Barbero y Rocío Peláez completan el reparto bajo la dirección de escena de Juan José Afonso.
    Con sus 75 años Emilio Gutiérrez Caba sigue llenando con su presencia los escenarios. En 'Después del ensayo', el veterano actor encarna a Bergman y sus tormentos. “La obra habla de las relaciones de un director de teatro con dos actrices. Esa relación que existe entre una generación y otras”, señala Gutiérrez Caba. “Luego se enteran de cómo es el mundo del teatro, de lo que opina un director sobre los actores y se dan cuenta de que lo que están viendo ese día es algo irrepetible”, añade.
    El paso del tiempo es el eje temático principal en este texto. Y Emilio Gutiérrez Caba se ve reflejado, a nivel personal, en algunas de las reflexiones de su personaje. “Estoy de acuerdo con muchas de sus conclusiones. Cuando se llega a una edad lo que empiezas a valorar son cosas muy concretas: el té del desayuno, el aire cuando abres la ventana, que te van llevando a cosas… Los recuerdos son como puñetazos que te van dando constantemente”, asegura.
    
Juan José Afonso llevaba cerca de una década queriendo subir al escenario este texto en el que, a su juicio, “el teatro es una metáfora de la vida, en el que las conversaciones y reflexiones de directores y actrices sirven para hablar de la soledad, del desamor, de la redención, el castigo y de las derrotas de nuestras convicciones”, afirma el director de escena.
    El origen de 'Después del ensayo' es una película para televisión que Ingmar Bergman rodó en 1984. Había escrito el guión cuatro años antes y en él presentaba a un viejo director de teatro -él mismo- a quien tras un ensayo se le aparecen dos mujeres: una es una joven actriz dispuesta a sacrificarlo todo por el arte y la otra, una antigua amante.
    “Cada día, después de ensayar, me gusta quedarme a solas en el escenario y sumergirme en el silencio del teatro vacío… Para reflexionar sobre el trabajo, en estas horas que separan la mañana de la tarde...”. Son palabras de 'Después del ensayo', un trabajo de adaptación llevado a cabo por Joaquín Hinojosa.
    Para Juan José Afonso, esta pieza teatral es “el testamento como hombre de teatro de un Bergman ya maduro que se autoanaliza de forma implacable, sincera y atormentada” Según Emilio Gutiérrez Caba, “en esta obra Bergman se confiesa, pasa revista a su vida y trata de expiar sus culpas”.




Departamento de Comunicación
Jerez, 8 de febrero de 2018