El talento desconocido de Pauline Viardot sale a la luz en la ópera cómica 'Cendrillon'

La obra, basada en la historia de La Cenicienta, descubre el valor artístico de una mujer clave en el mundo cultural de París en el siglo XIX


El talento musical de Pauline Viardot García, desconocido por el gran público, podrá apreciarse en la ópera cómica 'Cendrillon' que mañana viernes día 16 de febrero se pondrá en escena en el Teatro Villamarta. La obra, basada en la historia de La Cenicienta, descubre el valor artístico de una mujer con un gran protagonismo en el mundo cultural de París a finales del siglo XIX.
    Este 'rescate' del olvido de la música y el texto de Pauline Viardot García forma parte de un proyecto coproducido por el Festival de Música Española de Cádiz (Agencia Andaluza de Instituciones Culturales) y la Ópera de Cámara de Sevilla, bajo la coordinación de Francisco Soriano, que también ejerce de director musical y pianista, pues será este instrumento el único soporte musical para los cantantes. La dirección escénica corresponde a Javier Andrade Córdova.
     La soprano Sachika Ito interpretará el papel principal de Cenicienta y la también soprano Susana Casas asumirá el rol de Hada. El resto del elenco artístico lo componen Alain Damas (tenor), Francisco Gracia (tenor), Aurora Galán (soprano) y Carolina Gilabert (mezzosoprano).    
    Pauline Viardot, nacida Paulina García (París, 1821-1910), era hija del tenor y compositor Manuel García. Con su padre empezó a estudiar música para después convertirse en una de las más grandes artistas del presente y pasado de la música, como la definió Berlioz. Los compositores Brahms, Saint-Saëns, Schumann y Fauré escribieron para ella. Su salón se convirtió en uno de los epicentros de la escena artística francesa del siglo XIX. Y a ella se le atribuye la entrada de la música rusa en Occidente, la reconstrucción del 'Orfeo' de Gluck que realizó Berlioz o las versiones vocales de las mazurcas de Chopin.
    Pauline Viardot García falleció en París en 1910 en casa de madame de Nogueras, antigua alumna suya de canto y a quien le dedicó en 1904 la ópera 'Cendrillon'.
    Según el asesor artístico y documentalista de esta producción, Andrés Moreno Mengíbar, en la escena de la fiesta del segundo cuadro de 'Cendrillon', el libreto ofrece la posibilidad de que algunos de los personajes interpreten algunas canciones a su libre elección. En este montaje “sonarán tres mazurcas de Chopin en las versiones para canto y piano realizadas por la propia Pauline Viardot, lo que nos permite incidir en la especial relación personal y artística entre Chopin y Viardot”, añade Moreno Mengíbar.
    


Departamento de Comunicación
Jerez, 15 de febrero de 2018