Fundación Centro de Acogida San José

Imagen del salón de actos del Centro de Acogida San José

 

El nuevo Centro de Acogida San José está ubicado en la Calle Francisco Riba N 4, perpendicular a la Avda. de Arcos, frente a la Urbanización Terrazas de Chapín.

El Centro  tiene capacidad hasta 134 camas, actualmente  está destinado a albergar un total de 110 residentes, todos ellos asistidos.

Consta de un total de 4.884,37 m2 construidos en dos plantas: Planta Baja y 1ª Planta.

TFNO Centralita: 956149170

 

Instalaciones acreditadas 

La nueva residencia de personas mayores cuenta con todos los permisos exigibles y se encuentra acreditada por la Junta de Andalucía. La memoria del centro, dentro del capítulo personal, destaca la reestructuración del personal de atención directa: auxiliares de clínicas, terapeuta ocupación y enfermeros.

La nueva organización del personal ha permitido ofrecer atención de enfermería durante las 24 horas del día en el centro y ha supuesto la mejora de la calidad asistencial del servicio y la puesta en funcionamiento de numerosos programas: programa de intervención psicosocial, programa de seguimiento sanitario y cuidados paliativos, programa de intervención terapéutica, programa de rehabilitación funcional, programa de intervención en la sociabilización y participación y programa de intervención con familias.

Entre los datos aportados por la memoria, también destaca el estudio del perfil de las personas atendidas en este centro. Así, el 69 por ciento de los residentes son mujeres, y más del 50 por ciento tienen edades comprendidas entre 80 y 90 años. En un 71 por ciento de los casos presentan dependencia psíquica y en un 78 por ciento física. La memoria también hace referencia a la organización de las instalaciones del nuevo centro.

Residentes sectorizados

Estas instalaciones se encuentran sectorizadas, lo que permite ubicar a cada residente en el sector que le corresponde según su patología y nivel de dependencia y su distribución según las características de las personas atendidas. De hecho existen en el centro cuatro sectores concebidos como mini-residencias dentro de los que los residentes pueden realizar todas las actividades propias de su vida diaria. Cada sector está formado por un control de enfermería, un comedor, sala de estar y habitaciones; ningún sector tiene más de 36 residentes. En cada sector existe, además, un auxiliar de referencia que en turno de mañana realiza los seguimientos y controles de los mayores pertenecientes a su sector. Otra de las novedades es la informatización del registro.

Programa Resiplus

La comunicación entre profesionales y registro de los residentes se realiza en soporte informática, mediante el programa Resiplus, dicho programa permite registrar, controlar y comunicar los acontecimientos de interés, ya sean del residente o del centro en general.

Asimismo, en 2011 el centro residencial ha puesto en funcionamiento los protocolos asistencia que deben regir la praxis profesional del personal de este tipo de centro, así como la atención a toda persona mayor como son: protocolo de ingreso, protocolo de acogida e integración, protocolo de valoración geriátrica integral, protocolo de prevención y tratamiento del deterioro cognitivo en personas mayores con enfermedad de Alzheimer y otras demencias, protocolo de higiene personal, protocolo de administración de medicamentos, protocolo de atención a las incontinencias, protocolo de contenciones, protocolo de lesiones por presión, protocolo de caídas, protocolo de gestión de Sugerencia y reclamaciones, protocolo de gestión de emergencias sanitarias y protocolo deceso.

Participación familiar

En la gestión se han incrementado los órganos de participación de residentes, familiares y personal, poniéndose en funcionamiento la Comisión Técnica de Seguimiento, el Consejo de Personas Mayores y el Comité de Calidad. Para finales del 2012 está previsto la puesta en funcionamiento del Programa Gladior, una herramienta informática sencilla que facilita a los profesionales el entrenamiento cerebral y la rehabilitación por ordenador de funciones cognitivas como atención, memoria, percepción y cálculo en personas con demencia, esquizofrenia, parálisis cerebral, retraso mental, etc.