Alicia Márquez

Alicia Márquez nace en Sevilla en 1972 y a los diez años comienza sus estudios de Danza Española en la escuela de Matilde Coral. También cursó estudios de Arte Dramático en el Conservatorio de Sevilla y, al finalizar sus estudios, comienza su vida profesional en la Compañía de Mario Maya con el que interviene en sus espectáculos Ritmo y El amor brujo. También trabajó con Rafael Aguilar en la Bienal de Sevilla de 1988, junto a Matilde Coral (Homenaje a los maestros).

En 1992 formó parte del gran espectáculo Azabache, que coreografió Manolo Marín para la Expo’92 de Sevilla. De aquellos años data también su experiencia cinematográfica, con las películas Sevillanas y Flamenco de Carlos Saura y una película para el Canal 3 de Francia.

En el año 1994 entra a formar parte de la Compañía Andaluza de Danza, dirigida por entonces por Mario Maya, e interviene en los espectáculos De lo flamenco y Réquiem. En 1996 realiza una larga gira con los espectáculos Suite Iberia y Tientos tangos de Manolo Marín y con la emblemática coreografía de María Pagés El perro andaluz.

En 1997, bajo la dirección de José Antonio, interviene en el espectáculo La vida breve, realizado para la inauguración del Teatro Real de Madrid; y en el 1998 baila varias piezas de la Compañía Andaluza,como Cosas de payos de Javier Latorre, Un ramito de locura de Javier Barón, Latido flamenco de Manolete, Turina y Picasso de José Antonio y Encuentros de los coreógrafos Alejandro Granados, Isabel Bayón, Eva Yerbabuena y Rafael Campallo.

En el año 2000 participa en la Bienal de Flamenco de Sevilla con Fernando Romero en su espectácuo Bachdaliana y, poco después, decide emprender su camino en solitario.

Se presenta en el Teatro de la Zarzuela de Madrid con el espectáculo De noche de la Compañía de Joaquín Grilo y, más tarde, interviene en la Compañía de Paco Peña con los espectáculos Voces y ecos y Flamenco concert.

En 2002 entra de nuevo en la Compañía Andaluza como repetidora, teniendo la fortuna de trabajar junto a Antonio Gades en el montaje de Bodas de sangre, donde también interpretó el personaje de la Madre. Ese mismo año estrena, con su compañía, el espectáculo De la memoria en el ciclo Flamenco Viene del Sur, en el Teatro Alhambra de Granada y Teatro Central en Sevilla, recibiendo el favor de la crítica. En la IXª edición del Festival, Alicia Márquez presentó, junto a Soraya Clavijo, el espectáculo Dos mujeres, dos miradas, mientras que, en 2007, la bailaora sevillana presentó junto a Ramón Martínez su trabajo De la memoria.