Javier Latorre

Nacido en Valencia y atraído por el baile desde los cuatro años, con dieciséis debuta ya como bailarín en la Compañía Lírica Nacional.

En 1979 comienza a recorrer el mundo con el Ballet Nacional de España, primero como solista y luego como primer bailarín. En 1988 recibe el Premio al Mejor Bailarín del Festival de Avignon (Francia) y funda, con otros compañeros, la compañía Ziryab Danza, de la que se convierte en coreógrafo y primer bailarín y con la que estrena Hijas del alba y, más tarde, La fuerza del destino, coreografía flamenca basada en la ópera de Verdi. También participa como artista invitado en Diálogos del Amargo de Mario Maya y, en 1991, actúa como actor y coreógrafo en la serie de Canal Sur TV Buscando a Carmen, dirigida por Ramón Pareja. Más tarde, colabora con Vicente Amigo y Leo Brower en el Concierto flamenco para un marinero en tierra.

Entre los numerosos premios que ha recibido como bailarín destacan el Juana La Macarrona (Alegrías), Paco Laberinto (Bulerías) y el premio especial Antonio al Bailaor más Completo del Concurso Nacional de Córdoba de 1989. También posee el Premio de Baile del Concurso de La Unión.

Javier Latorre es, además, uno de los coreógrafos más reconocidos de nuestra época. Entre sus numerosas composiciones podrían citarse Lances del arenal, Suite flamenca, para la compañía de Antonio Márquez; Luz de alma y Poeta (con música de Vicente Amigo) para el Ballet Nacional; Cosas de payos, para la Compañía Andaluza de Danza, con música de Morente; y Ombra, creada para la compañía teatral La Fura dels Baus.

En 2000 colabora como coreógrafo en 5 mujeres 5 de Eva Yerbabuena y dirige y coreografía Ambi-Valencia. En 2001 dirige y coreografía junto a Fernando Romero Pura intención y, en 2002, para la nueva compañía que lleva su nombre, la singular Rinconete y Cortadillo, Premio a la Mejor Coreografía en la Bienal de Flamenco de Sevilla y Premio de la Crítica del VII Festival de Jerez.

En 2003 consigue el Premio Nacional de la Crítica Flamenco Hoy a la mejor compañía y, junto a la Compañía de Danza Flamenca Somorrostro, presenta Andanzas. Además, coreografía Penélope para el Ballet Español de Murcia e Inmigración, para la Compañía de Mª Ángeles Gabaldón.

2004 fue un año especialmente activo para este creador puesto que firmó, entre otros trabajos, la coreografía del espectáculo del Ballet Nacional El Loco y, para su propia compañía, Triana, en el nombre de la rosa, que se presentó en la IXª edición del Festival. A pesar de intervenir de forma esporádica en algunas galas, Latorre se ha alejado bastante del baile activo para dedicarse a la coreografía y a su labor docente.

En esta primera tarea de coreógrafo debe mencionarse su participación en Réquiem por la tierra, Homenaje a Fosforito, ¡Viva Jerez! y El Indiano, sin olvidar su aportación en las zarzuelas Doña Francisquita y El Bateo.