Leonor Leal

Nacida en 1980 en Jerez, Leonor Leal comienza con nueve años sus estudios de Danza Clásica y Española y obtiene la titulación en ambas disciplinas por la Royal Academy of Dancing y por el Conservatorio Profesional de Danza de Sevilla, respectivamente.

Más tarde se traslada a Sevilla, donde cursa estudios de Magisterio Musical en la Universidad y comienza su vida laboral participando en diversas óperas y zarzuelas programadas por el Teatro de La Maestranza.

Cuando descubre que el flamenco le permite un mayor desarrollo personal, éste se convierte en su pasión. Así profundiza en su estudio tomando clases, en Sevilla, con Manolo Marín, Pilar Ortega, Carmen Montiel, Pepa Coral y la familia Galván; y en Jerez, con Juan Parra, Angelita Gómez, La Chiqui, Mercedes Ruiz, Andrés Peña, Ana María López o María del Mar Moreno.

El jerezano Antonio El Pipa le ofreció la posibilidad de debutar en el Teatro Villamarta, en el espectáculo De Cai, el baile y, más tarde, en Vivencias.

En 2003 entra a formar parte de la Compañía de Andrés Marín y baila en sus obras Más allá del tiempo y Asimetrías, estrenada en la Bienal de Sevilla de 2004.

Durante la temporada 2005-2006 viaja por todo el mundo con el Ballet Flamenco de Andalucía que dirige Cristina Hoyos. Más tarde colabora en el espectáculo Alicia de la compañía de teatro Los Ulen y, en marzo de 2007, se presenta en el Festival de Jerez en la obra titulada Femenino plural de la Compañía de Ángeles Gabaldón.

En mayo de ese mismo año crea y baila dos coreografías para el espectáculo Serenata andaluza, estrenado en el Teatro Lope de Vega de Sevilla, junto a la pianista Mie Matsura y el bailaor Joaquín Grilo, y en agosto es invitada al Festival de Berlín Pfefferberg junto al guitarrista Tino van der Sman. Javier Barón también contó con ella para su trabajo Meridiana, con el que debuta en el Festival de Mont de Marsan así como en Sevilla y Madrid.

En 2008, en el XII Festival de Jerez, presenta por fin en la Sala Compañía su primer espectáculo en solitario Leoleolé. En la XV Bienal de Sevilla, en septiembre de 2008, puso en escena en el Teatro Alameda, junto a otros jóvenes del flamenco actual, la pieza Tiempo pasado.