Manolo Marín

Sus primeros pasos como bailarín profesional los lleva a cabo, en la Compañía de Antonio, en El Guajiro de Sevilla; pero muy pronto se marcha a Londres, becado por Marie Rambert, para perfeccionar su técnica. A su vuelta forma su propio grupo, con el que ha realizado numerosas giras mundiales que le han dado fama de ser uno de los bailaores más completos del panorama flamenco masculino.

Además de su actividad como bailaor, Manolo Marín ha realizado numerosas coreografías para las compañías flamencas más relevantes,así como para el cine y la televisión.

Entre sus creaciones más sobresalientes se encuentran las piezas Suite Iberia de Albéniz y Flamenco del Altozano, para la Compañía Andaluza de Danza (1996), el Concierto de Málaga, de Moreno Torroba,para el Ballet Nacional, la Carmen presentada por Carlos Saura en el Festival de Spoleto (Italia) y otra versión del mismo personaje para la Compañía de Danza Ciudad de Sevilla. También ha colaborado con Cristina Hoyos, en espectáculos como Caminos andaluces o Arsa y toma, y en la película Montoyas y Tarantos, y con María Pagés en De la luna al viento, La Tirana, etc.

Marín ha participado también en grandes eventos, como la Expo’92 de Sevilla, para la que coreografió el espectáculo Azabache, o la presentación y la clausura de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992; ha colaborado con directores de teatro, como Carlos Gandolfo y el Centro Andaluz de Teatro en La reina andaluza; Miguel Narros, en Yo elegí el flamenco y Fedra; y en algunas series de televisión como Buscando a Carmen, para Canal Sur, o Sangre de la primavera, para la televisión francesa.

Salvo algunas colaboraciones especiales, Manolo Marín está ya retirado de los escenarios. Ahora se dedica a impartir cursos en distintos países, como el que realizó a finales de 2006 para la célebre Compañía de Maurice Béjart en Suiza, y continúa su trabajo creativo coreografiando y dirigiendo galas, como la presentada en 2006 en este Festival, con Merche Esmeralda y Rafael Campallo como protagonistas principales.