En la Ley 43/2002 de 20 de noviembre, de Sanidad Vegetal, se contemplan los aspectos relativos a los medios utilizados en la lucha contra las plagas.