Los Parques de Jerez

Datos sobre los parques y jardines de la ciudad y sus características

          En Jerez, una ciudad de 182.000 habitantes dependientes hasta hace bien poco del sector agrícola, la creación de Parques ha estado estrechamente vinculada al desarrollo urbanístico. El primer gran Parque de Jerez nace a principios del siglo XX y no precisamente como espacio verde sino recinto para albergar una Feria Agropecuaria, en la que intercambiar y exponer productos y herramientas agrícolas y ganado, lo que es muestra indudable de la íntima conexión de la ciudad con el entorno rural. Posteriormente en nuestra ciudad no se acomete la creación de nuevos Parques sino que por las características del entramado urbano se consolida la "plaza" como lugar de encuentro, donde ver y ser visto, donde juegan los niños y jóvenes y donde se desarrollan las más importantes eventos comunitarios. La creación de Parques, como evocaciones de la naturaleza cultivados entre construcciones, se produce con la instauración del sistema democrático. El nuevo Ayuntamiento libremente elegido por los ciudadanos comienza a planificar la urbe y dentro de esta los Espacios Libres Públicos adquieren una importancia relevante y para ello se programan actuaciones para articular una red homogénea en el territorio urbano. Estos Parques se construyen o bien en zonas de nueva creación o se insertan en barrios de alta densidad territorial. La demanda ciudadana de zonas verdes se dispara y en este breve plazo de tiempo la superficie de que ocupan los Parques se multiplica por nueve, de tal manera que junto con el sistema viario constituye las bases fundamentales en la implantación territorial de Jerez. La imparable expansión de la población urbana, cada vez más sensibilizada con la naturaleza y demandando nuevos espacios de ocio y esparcimiento nos ha llevado a crear una nueva figura: el Parque Periurbano, situado en las proximidades de la ciudad pero lo suficientemente distante para que el ciudadano desconecte del entorno urbano y se sienta en un medio más natural. Son Parques de gran extensión (entre 100 y 300 hectáreas) que, aunque artificialmente creados, pretenden reproducir las condiciones originales de la naturaleza. La utilización del Parque Periurbano se produce sobre todo en días festivos y los usuarios suelen pasar toda la jornada en él. Son Parques que invitan al paseo campestre y a descubrir el medio natural.