Parque de "Puertas del Sur"

Vista panorámica del Parque

Se ubica en una zona de mayor expansión de la Ciudad y fue levantado a comienzos de los años 90. Se organiza en torno a diferentes paseos, que lo cruzan a lo ancho y largo, dejando entre sí praderas de césped sobre las que crecen un buen número de árboles y arbustos.

Cada paseo ha sido plantado con una especie predominante, de tal manera que grevilleas, palmeras datileras, árboles de la llama, palos borrachos o paulonias escoltan a los distintos senderos del Parque, la mayoría de los cuales confluyen en una rotonda central.

En líneas generales, los árboles, todavía de escaso porte, no constituyen masas, salvo en algunos sectores donde los pinos han sido plantados formando pequeños bosquetes. Ello hace que el Parque presente amplios espacios abiertos en los que se irán incorporando nuevas especies.

Este Parque se encuentra los de más reciente creación, lo que explica que sus arbolado sea joven. Pero, pese al escaso número de especies, llama la atención la singularidad de muchas de ellas, procedentes de viveros de la Exposición Universal de Sevilla. Así las paulonias son las únicas que pueden encontrarse en los Parques de la Ciudad, al igual que sucede con el árbol de la llama, una esterculiácea de llamativas hojas plameadas emparentada con especies presentes en otros jardines como el muy abundante brachichito o el más escaso parasol de China.

Hay que resaltar el palo borracho, inconfundible por su tronco espinoso y por la belleza de sus flores; los limpiatubos, arbustos de llamativas flores de largos estambres rojos, o las grevilleas, que aparecen en alineación flanqueando un largo paseo.