Descripción del parque.

El Parque del Vallesequillo posee una superficie de 20.000 m2 distribuidos sobre la trinchera de la línea Jerez-Cádiz, en una franja de tierra encuadrada entre La Avda. de Medina Sidonia, la Barriada de Vallesequillo y el puente de Cádiz, siendo el mismo ejecutado en el año 2002, dentro de las actuaciones acometidas por el Consorcio Ferroviario para Integrar diferentes obras de reforma de las líneas férreas, dentro del espacio urbano.

El recinto ha sido restaurado e inaugurado el pasado 25 de Junio, tras ser objeto de una profunda y completa transformación presupuestada en casi 430.000 € y financiada por del Fondo Estatal de Inversión Local para el empleo, con fin de recuperar y remodelar toda su superficie, para dotarlo de mejoras en sistemas de riego, pavimentación, saneamiento, alumbrado público, mobiliarios urbanos y áreas de recreo, que permitirán al visitantes, un mayor disfrute y contacto con la naturaleza. Debido a estas intervenciones, la fisionomía actual del parque manifiesta un concepto más unitario y diáfano del espacio, donde la introducción de los componentes ornamentales, evitan la ruptura del eje visual e instauran la unidad del conjunto. Un conjunto que presenta un esquema geométrico de tipo irregular, caracterizado por cruces de caminos de trazas rectas, pavimentados con losetas de cemento, cuya distribución gira en torno a un espacio central, a modo de avenida principal, decorada con medianeras de césped y adelfas matizadas, sobre la que confluyen dos paseos trasversales, de desigual amplitud. Estas calles, sirven de ejes limítrofes a la cinco parcelas en las que se ha divido todo perímetro del parque, las cuales, se han creado a modo de praderas de césped macroterme y pratenses donde crecen árboles y arbustos, muy resistente a las sequías, los cuales hacen de esta zona verde un complejo sostenible desde el ámbito del ahorro en el consumo de agua.