Etiquetas en piedra. Antiguos talleres litográficos.

En el año 2015 ingresaron en el Museo Arqueológico Municipal de Jerez de la Frontera una colección de piedras litográficas que fueron utilizadas en antiguos talleres del Marco de Jerez. Muchas de ellas formaron parte de la exposición "Etiquetas en piedra" con la que quisimos rendir un homenaje a los trabajadores de las artes gráficas. Una industria que en nuestra zona tuvo un gran desarrollo, debido a la actividad bodeguera, desde finales del siglo XIX hasta bien entrado el siglo XX.

Son numerosas las bodegas, almacenistas y/o comerciantes de vino, así como fábricas de aguardientes y licores documentados -procedentes tanto de Jerez como del resto de la geografía peninsular- bien por etiquetas completas, en proceso, collarines, imágenes para tarjetas publicitarias, impresos, etc. Algunos de estos trabajos pertenecen a firmas centenarias que permanecen activas en la actualidad, pero otros muchos corresponden a empresas, a menudo familiares, que por unas circunstancias u otras, no han sobrevivido hasta nuestros días.

 

 

El sistema defensivo islámico de Jerez de la Frontera. Fuentes para su reconstrucción virtual.

Estudio sobre las murallas islámicas de Jerez de la Frontera a través del análisis de todas las fuentes históricas y arqueológicas de que se dispone hasta la fecha. Está editado por la Fundación Ibn Tufayl de estudios árabes. El resultado de estas investigaciones se ha plasmado en la recreación tridimensional de todo el sistema defensivo, incidiendo en especial sobre los puntos más problemáticos, las puertas urbanas y el alcázar.

 

 

Los colores del poder. La cerámica en "verde y manganeso" de Jerez de la Frontera (Cádiz)

Los periodos califal y taifa en Jerez constituyen uno de los momentos históricos menos conocidos de esta urbe andalusí en la que las excavaciones arqueológicas tradicionalmente habían proporcionado interesantes niveles de ocupación almohade, pero para los periodos anteriores apenas si habían llegado algunos vestigios.

Las intervenciones realizadas en los últimos años han incrementado notablemente la información sobre la ciudad en los siglos X y XI y han aportado un voluminoso conjunto de cerámicas verde-manganeso de carácter excepcional por su calidad, cantidad y variedad, y por su estado de conservación.

Estas producciones, consideradas califales o inspiradas en modelos califales, han llamado poderosamente la atención de los investigadores desde que en 1888 M. Gómez-Moreno diera a conocer los primeros ejemplares recuperados en Madinat Ilbira.

En la presente obra se analizan de forma detallada más de un centenar de piezas inéditas, desde sus tipologías hasta los motivos y diseños decorativos, así como procedencia, circunstancias de su hallazgo y contextos, todo ello acompañado de un detallado aparato gráfico, que documentan el complejo panorama de las producciones de verde y manganeso y ponen de manifiesto la importancia de Jerez durante este amplio periodo.