Historia de la Biblioteca Municipal de Jerez

Tres años después de la promulgación de la ley de Bibliotecas Públicas de José Echegaray, se inaguraba la Biblioteca Municipal de Jerez, exactamente un 23 de abril de 1873, lo que la convierte en la más antigua de las bibliotecas gestionadas por Ayuntamientos de la Comunidad Andaluza. En 1875 se produce el cierre de sus instalaciones, al verse obligado el Municipio a devolver a la Catedral los libros que producto de la desamortizacón habían engrosado sus estantes. Afortunadamente la campaña desatada por el alcalde jerezano Miguel de la Herranz, solicitando al pueblo libros para el Centro, alcanzó tal éxito que en 1876 este abría nuevamente sus puertas. La etapa cronológica que va de 1877 a 1931 no es pródiga en hechos llamativos, salvo el dato general de que se vive un periódo de expansión, tanto en el crecimiento de su fondo bibliográfico, como en el papel cada vez más importante que dicha institución va teniendo en la vida ciudadana. A partir de 1894 el cargo de bibliotecario será permanente. El primero en ostentarlo sería Modesto de Castro. A este seguirían hasta 1931, Manuel Bertemati, Gregorio del Castillo y Barco, Gumersindo Fernández de la Rosa, José de la Herranz, Juan J. Cortina de la Vega, Francisco José Ragel y Juan Luís Roldán.

Fachada de la antigua sede de la Biblioteca
Sala de Consulta de la antigua Biblioteca

En 1931 Manuel Esteve Guerrero ganó por oposisicón la plaza de Bibliotecario del Ayuntamiento de Jerez, y desde esa fecha hasta 1974 fue su Director.

Durante su dirección el esfuerzo para incrementar el patrimonio bibliográfico de dicho Centro fue notable. De los modestos 20.000 volúmenes con los que cuenta esta Biblioteca en 1931, pasará a los cerca de 65.000 en 1975.

Durante ese periodo se reciben igualmente dos importantes donaciones, las efectuadas por Tomás García Figueras y la de José Soto Molina, esta última de más de 16.000 vol.

A comienzos de los años 70 ya empezaba a vislumbrarse como uno de los principales problemas del Centro Bibliotecario el del espacio. El local se hacia por momentos insuficiente para el paulatino aumento del fondo bibliográfico y el crecimiento del número de lectores.

En el Pleno Municipal celebrado el 8 de Julio de 1983, se aprobó la cesión de las antiguas dependencias del Banco de España en Jerez, edificio de 2.500 metros cuadrados, con el propósito de adaptarlas para nueva sede de la Biblioteca Municipal.

La dilatada y fructífera carrera bibliotecaria de Manuel Esteve se vio continuada, en 1975, con el nombramiento como director de Manuel Antonio García Paz, seguido de Ramón Clavijo Provencio en 1985, inaugurándose un año despues la nueva sede en la popular Alameda del Banco. Años más tarde, en 1993, nacía la Red de Lectura Pública del Ayuntamiento de Jerez, que coordina no solo las bibliotecas urbanas sino las situadas en las entidades de ámbito terriotorial inferior al municipal (pedanías) y las bibliotecas especializadas. Posteriormente, en 2001, nuestras bibliotecas fueron incluidas en la Red de Bibliotecas Públicas y Centros de Documentación de la Comunidad Autónoma Andaluza, integrando de lleno a nuestros Centros en el llamado "movimiento bibliotecario andaluz". 

Finalmente, en el año 2004 se acometen obras de readaptación del edificio de la Alameda del Banco a la normativa de accesibilidad y seguridad en edificios publicos, que ha cambiado la tradicional imagen de la Biblioteca gracias a su llamativo torreón de entrada.

Antiguo acceso a la Biblioteca Municipal Central
La popular Alameda del Banco