La Cámara Oscura

Cámara Oscura de Jerez
Torre del Homenaje, que alberga la Cámara Oscura

La visita

La visita a la Torre incluye, además del acceso a la Cámara Oscura en su parte superior, la entrada a dos exposiciones que de forma permanente se ofrecen al visitante. En la primera sala podremos conocer otras cámaras oscuras existentes en el mundo, mientras que en la segunda disfrutaremos de una exposición temática sobre Jerez y sus numerosos atractivos. La Cámara Oscura será el final de la visita, con una visualización del perímetro urbano de Jerez durante 15 minutos, con la asistencia de una guía que explicará en todo momento y con detalle todas las edificaciones y monumentos más significativos que vayan apareciendo, la historia de la ciudad y atenderá las preguntas que se le formulen. Las sesiones se sucederán cada media hora y para grupos de aproximadamente 15 personas.

¿Qué es?

El principio óptico que desarrolla la Cámara Oscura es relativamente simple, con antecedentes históricos que ya existían en tiempos de Leonardo da Vinci y que nos permitirá observar la ciudad como si de una fotografía se tratara, pero con la particularidad de ser imágenes en movimiento. Para que eso sea posible, unas lentes de aumento y un espejo captan las imágenes y la transportan a través de un tubo, cuyo giro es de 360 grados, que se sitúa encima de la pantalla a modo de periscopio. La luz recibe a través de una ventana existente en la parte superior haciendo que la imagen se refleje en la pantalla. El resultado es la captación de imágenes vivas de Jerez que se producen en el mismo instante de la sesión, lo que nos convertirá en privilegiados vigías de la ciudad y de su entorno.

La Torre

La Cámara oscura de Jerez se ubica en la torre de Palacio de Villavicencio (siglos XVII y XVIII), construcción enclavada en el Alcázar, el monumento más antiguo de la ciudad (siglo XI) y declarado de Interés Histórico y Artístico. La Torre que alberga la Cámara Oscura tiene un emplazamiento privilegiado por su altura y situación en la zona más elevada, a la vez que de la campiña jerezana. La Torre resalta sobre el resto de la construcción de la que forma parte: el Palacio de Villavicencio que fue edificado en el interior del Alcázar sobre los cimientos del primitivo palacio Almohade.