Fundación Teatro Villamarta

El "antiguo" Teatro Villamarta data del año 1928. Construido bajo la iniciativa del marqués de Villamarta, mantuvo su actividad (bajo gestión privada) hasta el mes de junio de 1986, momento en que cierra definitivamente sus puertas.


El "nuevo" Villamarta nace de la decidida voluntad del Ayuntamiento de Jerez de dotarse de una infraestructura pública destinada al fomento de las artes escénicas y musicales, con el fin de garantizar el acceso de todos los jerezanos a la cultura; así como de poder contar con un aliciente más en la estrategia municipal de proyección exterior de Jerez.


En su nueva etapa, el Teatro Villamarta está gestionado por una Fundación, acogida a la Ley 50/04. Esta fórmula legal permite que el teatro se configure como una organización con personalidad jurídica propia; en cuyo Patronato tienen cabida, además del Ayuntamiento de Jerez, aquellas entidades de carácter público o privado que colaboren en el mantenimiento de la actividad del Villamarta. Por lo demás, su concepción como empresa de gestión cultural hace que buena parte de su autonomía de funcionamiento descanse sobre la captación de recursos propios, siendo fundamentales los ingresos directos y el patrocinio privado.


El proyecto artístico del Villamarta -desde su definición de teatro público municipal- aborda de manera continuada y sistemática la programación de manifestaciones de calidad en todas las artes escénicas y musicales "clásicas": teatro, música clásica y actual, flamenco, danza, ópera y zarzuela. A las temporadas y ciclos correspondientes -en los que adquiere singular relevancia la producción propia- se le suma dos eventos de proyección exterior: el Festival de Jerez y el Centro Lírico del Sur.


En síntesis, el Teatro Villamarta ofrece su actividad espectacular a lo largo de más de doscientos días al año; dedicando un importante espacio de la misma a la creación de nuevos públicos y a la proyección exterior de la ciudad.