Evento simple destacados portada: Ayuntamiento de Jerez - Página oficial

Skip to main content

OLGA PERICET

Teatro Villamarta
olga
Olga
Olga





COMPRAR

 

El último espectáculo de Olga Pericet (Premio Nacional de Danza 2018) es un viaje de autoconocimiento físico y espiritual en torno a la legendaria figura de Carmen Amaya. Pensadores en movimiento y pensadores del movimiento se conjuran para explorar el enigma. Los cuerpos van más allá de los mitos oficiales, buscando el gran cuerpo astral de Amaya, reformulando el amor a la danza y enfrentándose al reflejo propio: el paso del tiempo, el dolor, la desaparición. Pericet vuelve a contar para la dirección escénica con Carlota Ferrer, con quien ya formara exitoso tándem artístico en su espectáculo La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora.

 

El fuego de la estrella apagada flota disfrazado de frecuencias y temblores que agitan un cuerpo que se forma, ectoplasma trémulo, espectro visible. Fue Carmen Amaya esa estrella accesible. Su baile irradió el universo flamenco. Fausto Olivares

Somewhere I’ve never travelled, gladly beyond any experience your eyes have their silence. In your most frail gesture are things which enclose me, or which I cannot touch, because they are too near. E.E.. Cummings

 

Amaya - astro del flamenco.Amaya - materia oscura de un universo de astros.

Olga Pericet conjura una red de pensadores del movimiento y pensadores en movimiento, que sepan vagabundear alrededor de este enigma y hacia el múltiple “más allá” que es. Porque infinito es sólo el cuerpo que se deja anhelar, rastrear, evocar más allá de las evidencias documentales y más allá de los mitos oficiales, en un sistema de signos donde presente y pasado quedan engarzados porque la memoria de verdad es siempre borrosa, y el arte del recuerdo es siempre un arte del desenfoque.

No se trató nunca de simular la “cercanía” de Amaya (y hacer revival); se trató siempre y sólo de reconstituir su incalculable, estelar lejanía (y hacer reviviscencia): galaxia de recuerdos que nadie recuerda porque no han quedado “grabados” (recorded) en ningún archivo, en ningún documento o monumento. Brillo de una Amaya infra-leve, que se observa con estupor, con temor, con amor, como una superficie de mundos y lunas tan remotos que la ciencia no llega a captarlos.

El silencio es el lugar del sonido donde todo comienza y donde todo finaliza, el muro contra el que se estrellan las palabras cuando su sentido resbala. En ese hueco, lleno de ecos, de vibraciones, se instala Pericet para hacer germinar la memoria descifrada de un cuerpo infinito, y descubrirla desde el polo magnético de otro tiempo: el suyo, el nuestro.

La memoria es una forma de atracción, o de gravitación. Desde este espacio vacío y recidivo de la memoria, hecho de retornos y circulaciones, Pericet y su coro de “eternautas” observan escuchan sienten Amaya como un gran cuerpo de materia oscura que, invisible en todo momento, llena, sostiene y da densidad a todo un universo de movimiento; que los expone a temperaturas extremas, entre el cero absoluto del vacío y la incandescencia plena de las estrellas; o entre el cero absoluto de la memoria desistida, y la incandescencia del icono insistente, en busca de Amaya como de algo tan cercano que resulta inasible (o tan presente que resulta invisible). El verdadero trance es transitar por Amaya como por un espacio: círculo donde el tiempo es diferente e intermitente, porque pasado y presente han salido de sus goznes, y son invisibles las puertas, los umbrales de intensidad que los abren.

 

La memoria se destruye y se reinventa.La materia se transforma. La curva es infinita.

El sonido es frecuencia, cifras y explosión.

No se codea uno con el misterio de Amaya sin rozar la magnitud ancestral y astral del flamenco, su esencia, su brutalidad, su dar y su quitar: su devolvernos a nosotros mismos cuando más nos desposee. Genios de la humanidad son quienes abrieron espacios inauditos en el espacio de universos ya cerrados. Genios son quienes estimularon nuevas tentaciones de infinito. Buscando al gran cuerpo astral de Amaya, Pericet encuentra su propio reflejo, acepta el paso del tiempo, el dolor, la consciencia vertiginosa de desaparecer, y reformula su amor a la danza como el amor a un medio que la rodea: dimensión sin peso, sin gravedad, serena y a veces, aterradora. Desde aquí empieza a bailar de nuevo, a la manera que su cuerpo le impone cuando le habla, o cuando la escucha.

Comenzó buscando a Carmen Amaya y acabó confundiéndose con su propio reflejo en el espejo.

Roberto Fratini

 

Olga Pericet

Premio Nacional de Danza 2018

Creadora internacional, la bailaora y coreógrafa Olga Pericet comparte su vibrante arte con el público de los principales festivales y teatros del mundo. Bebe de la tradición y se lanza al abismo de lo nunca visto con espectáculos en los que late un flamenco de opuestos: oscuro y luminoso, femenino y masculino, inquietante y bello.

En 2018 recibe el Premio Nacional de Danza en la modalidad de Interpretación por “su capacidad de aunar las distintas disciplinas de la danza española, actualizándolas en un lenguaje interpretativo con sello propio” y por “su versatilidad escénica y su valiosa capacidad de transmisión”.

Su carrera empieza en su Córdoba natal. Se licencia en el Conservatorio Profesional Luis del Río. Cursa carrera en la Escuela homologada Maica Moyano y se forma en flamenco, folclore, escuela bolera y clásico con maestros de la talla de Matilde Coral, Manolo Marín, Concha Calero, Cristóbal Reyes, Juanjo Linares, Pedro Azorín, Eloy Pericet, Julio Príncipe o José Granero, entre otros. Ha sido solista y artista invitada de compañías como la de Rafaela Carrasco, Nuevo Ballet Español, Arrieritos, Miguel Ángel Berna, Teresa Nieto, Belén Maya y el Ballet Nacional de España. Comparte escenario con Ana Laguna, Nacho Duato y Enrique Morente.

Los premios

Gran renovadora del flamenco, muchos galardones reconocen su dominio técnico, la armonía y el preciosismo de su trabajo. Entre los más recientes, el Premio Nacional de Danza 2018, el Premio Extraordinario de Teatro ACE Awards 2016 (Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York); el Premio MAX de las Artes Escénicas a la Mejor Bailarina Principal por Pisadas (2015) o el galardón de El Ojo Crítico de RNE (2014) “por su versatilidad como intérprete, su creatividad y su valentía al asumir riesgos artísticos”. Estos se suman a otros: el Premio Flamenco Hoy a la Mejor Bailaora, otorgado por la crítica especializada española (2012); el Premio a la Artista Revelación en el Festival de Jerez (2011); el Premio Max a la Mejor Coreografía por De cabeza (2009), Premio Nacional de Flamenco Pilar López (2007), Villa de Madrid a la Mejor Intérprete de Danza (2006) y Primer Premio de Coreografía y Música en el Certamen de Danza Española y Flamenco de Madrid (2004).

 

Las obras

Su trabajo más reciente es Un cuerpo infinito, una pieza con la que emprende un viaje de autoconocimiento espiritual y físico a través de la legendaria figura de Carmen Amaya (estreno el 25 de mayo de 2019 en los Teatros del Canal de Madrid). Otros de sus espectáculos son: La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora (2017), que le valió el Premio de la crítica especializada y la cátedra de flamencología del festival de Jerez; FLAMENCO (Untitled), estrenada en el Repertorio Español de Nueva York en 2015; Pisadas, fin y principio de mujer (2014), que le vale el Premio Max a la Mejor Intérprete Femenina de Danza; De una pieza, estrenado en 2012; y Rosa Metal Ceniza (2011), su primer trabajo en solitario.

Las colaboraciones y codirecciones

A veces sus espectáculos son el resultado de un proceso de creación personal, otras une su talento al de otros artistas, con los que se siente cómoda dentro y fuera del escenario. Es requerida por el Ballet Nacional de España en 2017 como coreógrafa invitada para el espectáculo Electra, con coreografía y dirección de Antonio Ruz. Como artista invitada ha participado en Alma y Cuerpo. La habitación luminosa, junto a Silvana Abascal, Irene Escolar, Paloma Díaz y Diego Garrido; Paso a dos, junto a Marco Flores; Las cinco estaciones, junto a Marco Flores, Laura Rozalén, Mercedes Ruiz y Blanca del Rey; 13 rosas, con la Compañía Arrieritos; y De cabeza y Tacita a tacita, con Teresa Nieto Compañía. Ha sido coreógrafa y artista invitada junto a Rocío Molina en la pieza Ángeles caídos del Ballet Nacional de España. También ha participado en Ataque Dona, con Claudia Faci y Daniel Doña; Encuentros, con la compañía residente de Zaragoza de Miguel Ángel Berna; Cartas de amor y desamor, con la cantante Edith Salazar y la participación de Lucía Bosé, Terele Pávez, Loles León, Antonia San Juan, Mariola Fuentes, María Estevez y el texto de Espido Freide; y Romeo y Julieta, con el Nuevo Ballet Español de Ángel Rojas y Carlos Rodríguez, junto con Chevi Muraday. Además ha codirigido con Manuel Liñán Cámara negra (2004), En sus 13 (2008) y En clave (2007).

En 2006 funda junto a Daniel Doña y Marco Flores la compañía Chanta la Mui con la que produce las piezas Chanta la Mui (2006), Chanta la Mui II Complot (2008) y Chanta la Mui III Recital (2010). En 2010 interpreta Bailes alegres para personas tristes, dúo coreográfico junto a Belén Maya bajo la dirección de Juan Carlos Lerida.

 

Por España y por el mundo

Ha dejado su huella en numerosos teatros y galas de todo el mundo: Nueva York (City Center), Lyon (Maison de la Danse), Londres (Sadler´s Wells); Sidney (Opera House), Hong Kong (Hkapa Lyric Theatre), Miami (Arsht Center); Ámsterdam (Bienale Nederland, International Theatre Amsterdam), Washington (GW Lisner Auditorium) París (Théâtre National de Chaillot), Boston (Emerson Cutler Majestic Theater) y Tel Aviv (Festival Días de Flamenco, Instituto Cervantes), entre otros.

En España: Barcelona (Mercat de les Flors), Valencia (Dansa València), Madrid (Teatros del Canal, Teatro Español, Festival Madrid en Danza, Gala 20 Aniversario de la Unión de Actores en el Teatro de La Abadía), Jerez (Festival de Jerez), Sevilla (Bienal de Flamenco), Granada (Festival de Música y Danza), Córdoba (Festival Flamenco viene del Sur) y Zaragoza (Gala Española de la Danza), por citar solo algunos.

 

FICHA ARTÍSTICA

Dirección artística, coreografía y baile: Olga Pericet

Dirección escénica: Carlota Ferrer

Asesor de dramaturgia: Roberto Fratini

Coreógrafos invitados: Marco Flores/ Rafael Estévez y Valeriano Paños

Dirección musical: Olga Pericet / Marco Flores

Guitarra: Antonia Jiménez

Cante: Inma “La Carbonera” / Miguel Lavi

Trompeta : Jorge Vistel

Percusión: Paco Vega

Cuarteto coral: Elvia Sánchez, Elena Sánchez, Simón Drago y Mario Méndez

Dirección y arreglos corales: Nuria Fernández

Diseño de espacio escénico: Carlota Ferrer /Gloria Montesinos

Diseño de escenografía: Silvia de Marta

Diseño de vestuario: Maggie Ruesga / Olga Pericet

Taller de confección: Maribel Rodríguez/ Maggie Ruesga / L.B. Vestuarios

Zapatos: Antonio García

Castañuelas del Sur

Diseño de iluminación : Gloria Montesinos A.a.i

Diseño de Sonido y espacio sonoro en directo: Antonio Romero

Composición de espacio sonoro en off: Pablo Martin Jones

Diseño de video y proyecciones: Víctor Tomé (Sonicine™)

Fotografía e imágenes: Paco Villalta

Comunicación: Cultproject

Management y producción ejecutiva: Ana Carrasco/ Peineta Producciones

Producción: Olga Pericet

Agradecimientos a Fernando López ,Yaiza Pinillos, Ana Erdozain, Teatro Repertorio Español N.Y, Luis Camafreita, Enrique Sánchez y a las personas que me dejaron testimonios , información y ayuda en torno a la figura de Carmen A.

Residencia artística Festival Arte Flamenco Mont de Marsan 2018

II Residencia artística Graner, Mercat de las Flors

Con la colaboración de Teatros del Canal





© Ayuntamiento de Jerez • C/ Consistorio 15 • 11403 • 956 14 93 00 • Mapa del sitio • Contacto • Aviso legal • Accesibilidad