Evento simple destacados portada: Ayuntamiento de Jerez - Página oficial

Saltar al contenido principal

CARMEN

Proyección Ciclo Noches de Bohemia. Edición Especial Lírica bajo las estrellas Producción escénica del Teatro Villamarta y producción musical de A.C.O. (Asociación Amigos Canarios de la ópera) Grabación realizada en el Teatro Pérez Galdós en 2018
carmen
lirica



Entrada: Gratis. Necesario realizar prerreserva de sitio, a partir del 22 de junio en la Taquilla del Teatro.

Lugar: Plaza Romero Martínez (entrada Teatro Villamarta)

 

ANNALISA STROPPA - BRYAN HYMEL - DALIBOR JENIS - IRINI KYRIAKIDOU - ABENAVARA GRAFFIGNA - CATERINA PIVA - ISAAC GALÁN - RICARDO BERNAL JOSÉ ANTONIO GARCÍA 

ORQUESTA FILARMÓNICA DE GRAN CANARIA

JESÚS RUIZ, escenografía y figurines

KAREL MARK CHICHON, dirección musical

FRANCISCO LÓPEZ, iluminación y dirección de escena

ARGUMENTO 

 

ACTO I

 

 

Primera mitad del siglo XIX en una plaza de Sevilla. Vemos a la derecha la manufactura de tabaco, al fondo un puente y a la izquierda el puesto de guardia de un destacamento de dragones. El cabo Morales y una quincena de soldados se distraen viendo a los “raros” transeúntes que por allí pasan. Se les acerca una muchacha y les pregunta por Don José, respondiéndole Morales que no es cabo de su compañía pero que llegará más tarde con la guardia entrante para relevarlos a ellos. La “galante” propuesta de esperar en el puesto de guardia que le hace Morales es declinada por la joven que le responde que volverá más tarde, tras el cambio de guardia.

Al poco tiempo se oyen, a lo lejos, los clarines de la guardia entrante y que congrega a los curiosos que quieren ver el pequeño desfile; la entrada de la guardia es acompañada por un grupo de chiquillos que marchan al paso de los dragones.

Durante el relevo Morales informa a Don José que hace poco ha venido una muchacha preguntando por él, este intuye que es Micaela, una jovencita de su pueblo por la que parece sentir ciertos sentimientos amorosos.

Tras el relevo vemos a Zúñiga, nuevo teniente del regimiento, preguntando a Don José por el edificio que está enfrente, interesándose por las cigarreras que trabajan en él. En ese momento suena la campana de la manufactura y aparecen las chicas que vienen a incorporarse al trabajo, una de ellas, Carmen, llega rodeada de muchachos que insistentemente le preguntan cuando les harán caso; es obvio que la belleza de la gitana no pasa inadvertida y esta responde con la celebre habanera “El amor es un pájaro rebelde...”. Don José está metido en sus cosas y no presta atención hasta que Carmen le interpela directamente lanzándole una flor que el cabo recoge cuando todos se han ido.

Aunque no quiere reconocerlo la presencia de la gitana le ha turbado, sus cavilaciones son interrumpidas por la aparición de Micaela quien le trae noticias de su madre, cuyos recuerdos emocionan a Don José.

Cuando Micaela se va y queda solo resuelve que se casará con ella desechando cualquier pensamiento sobre la gitana. En ese momento empieza a escucharse un gran revuelo y salen las cigarreras peleándose. Zuñiga ordena a Don José que entre en la manufactura para ver que pasa, al poco rato sale el cabo escoltando a Carmen como autora de la reyerta, cuando la interrogan ella responde con un irónico tarareo por lo que el teniente resuelve que le aten las manos y la lleven a prisión.

Quedan solos mientras Zúñiga redacta la orden en el cuerpo de guardia, momento que aprovecha Carmen para, utilizando toda su seducción, convencer a Don José: si la suelta se podrían encontrar en la taberna de su amigo Lillas Pastia en las afueras de Sevilla, dándole a entender que será su amante. El cabo accede y cuando se dirigen hacia el puente camino de la cárcel, Carmen le da un empujón y escapa mientras la multitud rodea al teniente.

 

ACTO II

 

En la taberna de Lillas Pastia, Carmen y sus amigas Frasquita y Mercedes bailan y canta para distraer a Zúñiga y otros oficiales. El tabernero acucia a los militares para que abandonen el local ya que es hora de cerrar. El teniente pregunta a la gitana si aún está enfadada con él por haber arrestado a Don José por el engaño de su fuga y le informa que el cabo ya ha cumplido su arresto y acaba de salir del calabozo.

Empiezan a escuchar jaleo fuera, cuando se asoman ven que hacia la taberna se dirige una comitiva con antorchas vitoreando al ilustre torero Escamillo, este responde al brindis cantando la canción del “Toreador”. El diestro también repara en los encantos de Carmen, pero esta declina su “invitación”. Zúñiga se despide y sale con la comitiva del torero prometiendo volver más tarde “por si acaso”.

Cuando quedan solas Carmen y sus amigas aparecen Dancairo y Remendado, dos contrabandistas amigos de las gitanas que las instan a que les ayuden a dar un golpe que tienen planeado. Carmen se niega a acompañarles declarando su enamoramiento, además de por la cita que tiene con su amante recién salido del calabozo. Cuando los contrabandistas oyen a lo lejos el canturreo de Don José “Dragón d’Alcalá” dejan sola a Carmen, no sin insistirle para que ella y su enamorado les acompañen.

Entra Don José en la taberna y es cariñosamente recibido por Carmen quien baila para él acompañándose de su propio canto, apenas ha empezado cuando el cabo le pide que calle pues cree haber escuchado los clarines de la retreta, la gitana se burla de él por hacer caso al llamamiento, Don José protesta con pasión diciéndole que la flor que ella le lanzó el día de su detención le ha acompañado durante su arresto, como recuerdo de su amor. Carmen es inflexible “si me quisieras me seguirías a la montaña” pero él se niega a desertar, cuando se dirige a la puerta para irse llaman a la puerta, es Zúñiga quien le dice que se vaya, para quedarse a solas con la gitana, cosa que aquel rechaza provocando un altercado que Carmen interrumpe interponiéndose entre ambos soldados, a la llamada de ésta aparecen los contrabandistas que desarman al teniente y se lo llevan fuera. Debido a este suceso no le queda a Don José otra opción que seguir a los contrabandistas a la montaña.

 

ACTO III

 

Es noche cerrada en el refugio de los contrabandistas y gitanos en un lugar escarpado de la montaña. Carmen está cansada de los celos de Don José, mientras éste añora su pasado de hombre honesto. Mercedes y Frasquita echan las cartas, Carmen se suma a ellas y descubre en esta práctica una persistente revelación: “la muerte, siempre la muerte”.

Aparece Dancairo que acaba de llegar después de reconocer el paso por donde los contrabandistas deben salvar sus mercancías, pero para ello será necesario que las gitanas distraigan a los aduaneros.

El día despunta y los contrabandistas se ponen en marcha, cuando la escena queda vacía aparece Micaela que viene a buscar a Don José, cuando le descubre a lo lejos éste carga su arma y dispara, ella se asusta y se esconde. Aparece Escamillo examinando su sombrero en el que se aprecia un orificio causado por la bala que ha disparado Don José. El tono amenazador del encuentro entre ambos hombres se apacigua cuando el torero se da a conocer. Sin embargo las confidencias del diestro que declara venir en busca de Carmen, de la que está enamorado, vuelve a ensombrecer el ambiente, que obviamente acaba en reyerta. Cuando Don José está a punto de herir a Escamillo, Carmen le detiene; los dos hombres sentencian la revancha para otra ocasión y el torero se va.

En ese momento Remendado descubre a Micaela quien suplica a Don José que la acompañe, que vuelva al pueblo, pero este declina mirando a Carmen que le expresa su deseo de que marche “nuestro oficio no está hecho para ti”. Micaela declara entonces que la madre de Don José está muriéndose, motivo más que sobrado para que éste decida irse, no sin reprocharle a la gitana que lo que verdaderamente quiere es deshacerse de él para correr tras su nuevo amante. Don José se despide advirtiendo que volverá…

 

ACTO IV

 

Es día de corrida en Sevilla y la gente se apiña en torno a la plaza de toros. El gentío vitorea la llegada de las cuadrillas, Carmen aparece radiante acompañando a Escamillo al que le declara su amor. Frasquita y Mercedes han visto a Don José entre la multitud y se acercan a Carmen para prevenirla, pero ella declara “no soy mujer que tiemble ante él. Le esperaré para hablarle”. Cuando todo el mundo entra en la plaza de toros, quedan solos los antiguos amantes.

Don José suplica a Carmen que vuelva con él, partir lejos y empezar de nuevo, ella se mantiene inflexible “¿Por qué anhelas aún un corazón que ya no es tuyo?. No obtendrás nada de mí”. Las aclamaciones que provienen del ruedo, proclamando victorioso a Escamillo, dejan al descubierto los sentimientos de Carmen. Don José loco de rabia apuñala a Carmen y la mata, en el mismo momento que sale la gente de la plaza: “Podéis detenerme ¡Yo la he matado!¡Oh Carmen! ¡Mi adorada Carmen!

Lenski

HISTÓRICO

Producción absoluta.

    • Estreno: 20 y 22 de enero de 2006, en el Teatro Villamarta de Jerez.

Exhibición:

  • Festival de Cap Roig (Girona): 12 de agosto de 2006.
  • Palacio de la Ópera de A Coruña: 29 de setiembre y 1 de octubre de 2006.
  • Palacio de Festivales de Cantabria: 7 y 9 de octubre de 2006
  • Gran Teatro de Córdoba: 14 y 16 de diciembre de 2006.
  • Festival de Cap Roig (Girona): 4 y 6 de agosto de 2007.
  • Plaza de Toros de Gijón: 12 de julio de 2008.
  • Auditorio de Murcia: 30 de enero de 2010.
  • Teatro Cervantes (Málaga): 25 y 27 junio de 2010.
  • Teatro Villamarta (Jerez): 2 y 4 de junio de 2011
  • Teatro Principal de Mahón: 29 y 31 de mayo de 2015.
  • Gran Teatro de Córdoba 17 y 19 de marzo de 2017
  • Teatro Pérez Galdós de Las Palmas Gran Canarias: 22,24 y 26 de mayo de 2018

Funciones realizadas: 24

Duración: 2 horas y 30 minutos

© Ayuntamiento de Jerez • C/ Consistorio 15 • 11403 • 956 14 93 00 • Mapa del sitio • Contacto • Aviso legal • Accesibilidad