Evento Simple notas de prensa Festival de Jerez: Ayuntamiento de Jerez - Página oficial

Saltar al contenido principal
Manuel Liñán vuelve a su Granada natal para poner en escena ‘Tauro’

El bailaor granadino revitaliza piezas populares del flamenco de su tierra y fija su inspiración en la guitarra, Lorca y la zambra

 





Fuensanta La Moneta presenta ‘Extremo jondo’, un montaje en el que se enfrenta a la esencia de su baile en Sala Compañía

 

 

“Gran parte del espectáculo pretende rendir un pequeño homenaje a Granada”, explica Manuel Liñán a la hora de hablar de ‘Tauro’, un montaje que podrá verse mañana miércoles día 7 en el Teatro Villamarta, dentro del XVI Festival de Jerez. El bailaor granadino construye su primera propuesta en solitario a partir de sus vivencias en su Granada natal y, para ello, fija sus principales fuentes de inspiración en la guitarra, Lorca y la zambra. De alguna manera busca revitalizar algunas de las piezas populares que otorgan singularidad al flamenco de esta provincia andaluza.

La oferta de espectáculos de la jornada la completa Fuensanta La Moneta, bailaora también granadina que presenta su ‘Extremo jondo’ en Sala Compañía, dentro del Ciclo Con Nombre Propio.

A la pregunta de por qué ha titulado ‘Tauro’ su primera producción en solitario como intérprete, coreógrafo y director, Manuel Liñán responde sin dudarlo: “porque es mi signo del zodiaco, con el que me siento muy identificado, y lo relaciono con la tierra, con la raíz”. Y eso le lleva a Granada, su ciudad natal, el verdadero epicentro creativo de esta propuesta. En ‘Tauro’ “muestro mi inquietud con la danza” y esa necesidad le lleva a bailar, a coreografiar sin un argumento concreto. “Son piezas sueltas que plasman mis distintas sensaciones con Granada, sensaciones que tenía guardadas y me empujaban desde dentro”, aseguró ante los medios de comunicación. Ahora las saca fuera y las pone en escena en el Teatro Villamarta, después de su estreno en Madrid en 2010 y haber pasado por escenarios internacionales como Helsinki y Tel-Aviv, entre otros.

Para reflejar el ambiente flamenco de su tierra natal, Manuel Liñán toma como referencias tres fuentes de inspiración: la guitarra, Lorca y la zambra. Todo ello con el propósito que tienen los jóvenes de “acobijarnos en ese patrimonio cultural de nuestros antepasados”. La zamba la exhibe “desde la humildad y el respeto”, buscando alimentarse de su ritmo y actualizarla, de paso. “Me emociona mucho interpretar este palo y que no quede sólo como una parte de la historia”, confesó el bailaor. Para ello se ha valido de los conocimientos de Curro Albaícin, autor del libro ‘El cancionero del Sacromonte’.

El primer número de este ‘Tauro’ es toda una declaración de intenciones. ‘Madre tierra’ sirve de presentación de la compañía por trilla, cantes de labor y temporeras. La guitarra acapara el protagonismo en ‘Entre las cuerdas’ a ritmo de granaína, donde “a través de unos elásticos se simboliza lo que es este instrumento”.

Lorca hace acto de aparición en el tercer número, donde los ‘Sonetos del amor oscuro’ se desenvuelven por cabales y abandolaos. Tras ‘A puerta gayola’ (soléa por bulerías y romance), llega la clausura y ese emotivo ‘Elegí a Granada’, donde no sólo se baile por zambra, sino también por fandango del Albaicín, cachucha, tanguillo de la flor, la mosca y soleares de Arca.

Además de Manuel Liñán, el elenco artístico lo completa al baile Guadalupe Torres, Vanesa Coloma y Cristian Martín. Las voces cantaoras corresponden a Inmaculada Rivero, Mercedes Cortés y Matías López ‘El Mati’, mientras que las guitarras recaen en Antonia Jiménez y Luis Mariano.

 

Biografía

 

 

“Siempre me atrajo el flamenco, pero cuando me subí a un escenario por primera vez tenía sólo seis años”, señala Manuel Liñán. A eso de los 13 años se le aclararon todas las dudas y se decidió por fin ser bailaor. Ha formado parte de las compañías de Carmen Cortés, Adrián Galia, Manolete, Güito y Rafaela Carrasco, entre otros. Como solista, destacan sus colaboraciones con Merche Esmeralda como primer bailarín, además de formar parte de espectáculos como “Los caminos de Lorca” y “Gala Bienal de Sevilla”.

 

Destacan sus producciones conjuntas con Olga Pericet (‘Cámara negra’), Marco Flores (‘Dos en compañía’) y Daniel Doña (‘En sus 13’). También ha montado coreografías para otros espectáculos como ‘Cinco grandes de la danza’ de Paco Romero, ‘Cambio de tercio’ del Nuevo Ballet Español y ‘Mujeres’ de Mario Maya. Recientemente, ha sido invitado por el Ballet Nacional de España para coreografiar su espectáculo ‘Ángeles caídos’.Toda esta experiencia la vuelca ahora en su periplo en solitario.

 

 

Fuensanta La Moneta

 

 

“Un arte de concepto visceral”. Así define Fuensanta La Moneta su espectáculo ‘Extremo jondo’, que podrá verse mañana miércoles día 7 y el jueves día 8 en Sala Compañía, dentro del Ciclo Con Nombre Propio. En este ‘Extremo jondo’ la bailaora granadina se deja llevar por la emoción –hasta llegar al duende- que le provoca estar acompañada por un sólido elenco en el cante (Miguel Lavi), guitarra (Luis Mariano) y la percusión (Miguel El Cheyenne). Todo ello con el sano propósito de que estos artistas puedan exponer ante el público su “alma flamenca”.

         Esa especie de invocación al espíritu del duende, al que apela La Moneta, le hace concebir en ‘Extremo jondo’ un repertorio abierto. “Quiero llegar al núcleo, al centro que nos mueve”. Y ese eje, en su opinión, reside sobre todo en el cante.

Dicen los entendidos que el baile de Fuensanta La Moneta es tan viejo como el flamenco que circula por sus venas. Será porque, entre sus virtudes, figuran el dramatismo expresivo, un exacto dominio del compás, una enorme variedad de registros y un amplio conocimiento del cante.

A Fuensanta La Moneta (Granada, 1984) el baile le brotó de niña y a esa edad ya se manifestaba. Así pudieron comprobarlo los maestros a los que acudió para formarse como Javier Latorre, Mario Maya, Juan Andrés Maya y Matilde Coral, entre otros. Con tan solo 16 años se presenta en Madrid, causando una gran sensación. Hasta el punto de que la crítica la calificó como “la bailaora más destacada nacida en los ochenta”.

Forma parte de la Compañía de Javier Latorre en los espectáculos ‘Triana, en el nombre de la Rosa’, ‘Rinconete y Cortadillo’, así como en la película ‘Por qué se frotan las patitas’ del director Álvaro Vegines.

En 2006 estrena la suite flamenca ‘Lo que trae el aire’, al que siguen ‘Danza flamenco’ y ‘De entre la luna y los hombres’. En la Bienal de Sevilla 2010 pone en escena ‘Bailar, vivir’.  Ese mismo año presenta ‘Extremo jondo’ en el Festival Internacional de Música y Danza de Granada. En 2011 colabora con el compositor Mauricio Sotelo en el estreno de la obra ‘Muerte sin fin’ para la Flamenco Biennale de Holanda.

 

Jerez, 6 de marzo de 2012

Departamento de Comunicación

www.festivaldejerez.es / www.flamenco-world.com

 

 

 

© Ayuntamiento de Jerez • C/ Consistorio 15 • 11403 • 956 14 93 00 • Mapa del sitio • Contacto • Aviso legal • Accesibilidad