Evento Simple notas de prensa Festival de Jerez: Ayuntamiento de Jerez - Página oficial

Saltar al contenido principal

Ángel Muñoz muestra los diferentes colores de su baile en ‘Ángel, del blanco al negro’

Alfonso Losa rinde homenaje a los maestros en ‘Bailaores’ y el guitarrista Paco Serrano presenta su disco ‘Catarsis’

 





Ángel Muñoz da un paso adelante en ‘Angel, del blanco al negro’, espectáculo que podrá verse mañana viernes día 7 de marzo en el Teatro Villamarta, dentro del XVIII Festival de Jerez. En su segundo espectáculo en solitario, el bailaor cordobés mezcla su depurada técnica con la búsqueda de diferentes expresiones, contrastes artísticos de un viaje que va del blanco al negro, pero no olvida la necesaria gama de grises.
La muestra jerezana ofrece, además, el espectáculo ‘Bailaores’ de Alfonso Losa, donde se rinde homenaje a los grandes maestros de esta disciplina en Sala Compañía y la presentación del disco ‘Catarsis’ del guitarrista Paco Serrano en Sala Paúl.
Ángel Muñoz busca evolucionar “más allá del clasicismo”, pero “sin transgredirlo” y realzando los valores de su personalidad artística. Para dar ese paso hacia adelante, toma como referencia “las distintas formas musicales del flamenco de hoy, tanto instrumentales como cantadas, tanto guitarrísticas como electrónicas”, según se afirma en la sinopsis de este montaje. Y todo ello en un “vuelo pleno de libertad”.
En ese “vuelo” libre se mezclan ritmos flamencos y metálicos y, en esos instantes, “estoy buscándome a mí mismo, intentando agarrarme a algo y, al final, a lo que me agarro es al flamenco”, señaló Ángel Muñoz ante los medios de comunicación. “Termino pensando que ese flamenco me ha guiado siempre, pero todo lo que escucho tiene sentido, tiene su por qué”, explicó.
Tanto la coreografía como la música original están inspiradas por los muchos significados que suscita su nombre, según ha explicado Daniel Muñoz, productor y co-director de este montaje. Así, el bailaor cordobés muestra las diferentes caras de su arte en el ángel caído, el ángel custodio, el mensajero, la gracia… Y lo hace de una forma sugerente y libre, mostrando tanto las caras “ya conocidas como las inéditas”. De alguna manera, bucea en el simbolismo de su nombre “para sincerarse con el flamenco”.
Equipo artístico
Esta forma de entender el arte le lleva a una inquietud innata que conecta la música con la danza. Para este montaje contará sobre el escenario del Teatro Villamarta con la guitarra de Javier Patino, el saxo y la flauta de Diego Villegas, la percusión de Nacho López y las voces cantaoras de Miguel Ortega y José Ángel Carmona. 
Dos piezas electrónicas de Artomatico sirven de prólogo y epílogo y marcan emocionalmente el guión. La primera de ellas lleva por título ‘Negro’, donde se mezcla el flamenco con otras referencias musicales. “Al latido del corazón se superponen ritmos de palmas, con la idea de que salga de la oscuridad y baile”, indicó Daniel Muñoz. En cambio, la pieza que cierra el montaje responde al nombre de ‘Blanco’ que, partiendo de unas alegrías, convierte el espíritu festivo de este palo en “algo introspectivo”. “Una forma de cerrar el ciclo de la vida”, precisó el bailaor. 
Así las cosas, si el prólogo desvela el esbozo abstracto hasta la concreción del martinete y la seguiriya; luego se dibuja el eco de los fandangos; se fusiona cuerpo y oído en el taranto; la farruca sintetiza su propia historia; y enciende un espacio de luz en las desbordantes alegrías. Ya en el epílogo, los ecos y las sombras vuelven y envuelven a “un Ángel Muñoz espectral, a un bailaor que busca sus alas y las encuentra”. Distintas facetas de un mismo bailaor que quiere partir de la ortodoxia para indagar en mundos nuevos.
La carrera de Ángel Muñoz ha dado un giro tras su paso por el Original Flamenco Festival 2013. Han sido muchas sus participaciones en colaboración con otros artistas, pero pocas las llevadas a cabo como protagonista principal. A este salto hacia adelante ha contribuido las cinco noches que pasó en el Teatro Compac Gran Vía el pasado mes de agosto con ‘Ángel, del blanco al negro’, un montaje que ha ido creciendo desde que fuera presentado en el Festival de Jerez 2011. Con este madurado ‘remake’ de la obra, el bailaor cordobés revalida su propuesta debutando en el Teatro Villamarta y no oculta su alegría, pues en este certamen “el público siempre me acoge con los brazos abiertos”.
Homenaje a los grandes
“Un espectáculo dirigido al legado universal que dejaron los grandes bailaores de la historia al flamenco, con un claro compromiso: seguir cuidando el arte flamenco y transmitir lo que hemos heredado”. Ése es el propósito de Alfonso Losa en ‘Bailaores’ dentro del ciclo ‘Solos en Compañía’ que se viene celebrando en Sala Compañía.
Acompañado por la guitarra de Pino Losada y el cante de José Manuel Doya Jiménez ‘Zambuyo’, Fabiola Pérez ‘La Fabi’ y Manuel Tañé, En opinión de Alfonso Losa, “una soleá para Güito, una bulería para Farruco, una alegría para Mario y una farruca para Gades son un sueño y un ideal para cualquier bailaor”. Y él las ejecuta partiendo de las esencias de estos maestros para desembocar en su propia singularidad.
De otro lado, el guitarrista Paco Serrano presentará su último trabajo discográfico en Sala Paúl. ‘Catarsis’ salió al mercado el pasado año como “la obligación y la necesidad de los músicos de crear y plasmar nuestra obra”. Serrano reconoció ante los medios de comunicación la dificultad que entraña sacar un nuevo disco que, en estos tiempos de crisis del sector, más bien es “una tarea personal”. No obstante, cree que “la recompensa merece la pena”.
En la Sala Paúl estará acompañado por la guitarra de José Luis Medina, el cante de Juan Zarzuela, la percusión de Miguel Santiago y el baile de la sevillana Marina Valiente.
Ángel Muñoz muestra los diferentes colores de su baile en ‘Ángel, del blanco al negro’
Alfonso Losa rinde homenaje a los maestros en ‘Bailaores’ y el guitarrista Paco Serrano presenta su disco ‘Catarsis’
Ángel Muñoz da un paso adelante en ‘Angel, del blanco al negro’, espectáculo que podrá verse mañana viernes día 7 de marzo en el Teatro Villamarta, dentro del XVIII Festival de Jerez. En su segundo espectáculo en solitario, el bailaor cordobés mezcla su depurada técnica con la búsqueda de diferentes expresiones, contrastes artísticos de un viaje que va del blanco al negro, pero no olvida la necesaria gama de grises.
La muestra jerezana ofrece, además, el espectáculo ‘Bailaores’ de Alfonso Losa, donde se rinde homenaje a los grandes maestros de esta disciplina en Sala Compañía y la presentación del disco ‘Catarsis’ del guitarrista Paco Serrano en Sala Paúl.
Ángel Muñoz busca evolucionar “más allá del clasicismo”, pero “sin transgredirlo” y realzando los valores de su personalidad artística. Para dar ese paso hacia adelante, toma como referencia “las distintas formas musicales del flamenco de hoy, tanto instrumentales como cantadas, tanto guitarrísticas como electrónicas”, según se afirma en la sinopsis de este montaje. Y todo ello en un “vuelo pleno de libertad”.
En ese “vuelo” libre se mezclan ritmos flamencos y metálicos y, en esos instantes, “estoy buscándome a mí mismo, intentando agarrarme a algo y, al final, a lo que me agarro es al flamenco”, señaló Ángel Muñoz ante los medios de comunicación. “Termino pensando que ese flamenco me ha guiado siempre, pero todo lo que escucho tiene sentido, tiene su por qué”, explicó.
Tanto la coreografía como la música original están inspiradas por los muchos significados que suscita su nombre, según ha explicado Daniel Muñoz, productor y co-director de este montaje. Así, el bailaor cordobés muestra las diferentes caras de su arte en el ángel caído, el ángel custodio, el mensajero, la gracia… Y lo hace de una forma sugerente y libre, mostrando tanto las caras “ya conocidas como las inéditas”. De alguna manera, bucea en el simbolismo de su nombre “para sincerarse con el flamenco”.
Equipo artístico
Esta forma de entender el arte le lleva a una inquietud innata que conecta la música con la danza. Para este montaje contará sobre el escenario del Teatro Villamarta con la guitarra de Javier Patino, el saxo y la flauta de Diego Villegas, la percusión de Nacho López y las voces cantaoras de Miguel Ortega y José Ángel Carmona. 
Dos piezas electrónicas de Artomatico sirven de prólogo y epílogo y marcan emocionalmente el guión. La primera de ellas lleva por título ‘Negro’, donde se mezcla el flamenco con otras referencias musicales. “Al latido del corazón se superponen ritmos de palmas, con la idea de que salga de la oscuridad y baile”, indicó Daniel Muñoz. En cambio, la pieza que cierra el montaje responde al nombre de ‘Blanco’ que, partiendo de unas alegrías, convierte el espíritu festivo de este palo en “algo introspectivo”. “Una forma de cerrar el ciclo de la vida”, precisó el bailaor. 
Así las cosas, si el prólogo desvela el esbozo abstracto hasta la concreción del martinete y la seguiriya; luego se dibuja el eco de los fandangos; se fusiona cuerpo y oído en el taranto; la farruca sintetiza su propia historia; y enciende un espacio de luz en las desbordantes alegrías. Ya en el epílogo, los ecos y las sombras vuelven y envuelven a “un Ángel Muñoz espectral, a un bailaor que busca sus alas y las encuentra”. Distintas facetas de un mismo bailaor que quiere partir de la ortodoxia para indagar en mundos nuevos.
La carrera de Ángel Muñoz ha dado un giro tras su paso por el Original Flamenco Festival 2013. Han sido muchas sus participaciones en colaboración con otros artistas, pero pocas las llevadas a cabo como protagonista principal. A este salto hacia adelante ha contribuido las cinco noches que pasó en el Teatro Compac Gran Vía el pasado mes de agosto con ‘Ángel, del blanco al negro’, un montaje que ha ido creciendo desde que fuera presentado en el Festival de Jerez 2011. Con este madurado ‘remake’ de la obra, el bailaor cordobés revalida su propuesta debutando en el Teatro Villamarta y no oculta su alegría, pues en este certamen “el público siempre me acoge con los brazos abiertos”.
Homenaje a los grandes
Ángel Muñoz muestra los diferentes colores de su baile en ‘Ángel, del blanco al negro’
Alfonso Losa rinde homenaje a los maestros en ‘Bailaores’ y el guitarrista Paco Serrano presenta su disco ‘Catarsis’
Ángel Muñoz da un paso adelante en ‘Angel, del blanco al negro’, espectáculo que podrá verse mañana viernes día 7 de marzo en el Teatro Villamarta, dentro del XVIII Festival de Jerez. En su segundo espectáculo en solitario, el bailaor cordobés mezcla su depurada técnica con la búsqueda de diferentes expresiones, contrastes artísticos de un viaje que va del blanco al negro, pero no olvida la necesaria gama de grises.
La muestra jerezana ofrece, además, el espectáculo ‘Bailaores’ de Alfonso Losa, donde se rinde homenaje a los grandes maestros de esta disciplina en Sala Compañía y la presentación del disco ‘Catarsis’ del guitarrista Paco Serrano en Sala Paúl.
Ángel Muñoz busca evolucionar “más allá del clasicismo”, pero “sin transgredirlo” y realzando los valores de su personalidad artística. Para dar ese paso hacia adelante, toma como referencia “las distintas formas musicales del flamenco de hoy, tanto instrumentales como cantadas, tanto guitarrísticas como electrónicas”, según se afirma en la sinopsis de este montaje. Y todo ello en un “vuelo pleno de libertad”.
En ese “vuelo” libre se mezclan ritmos flamencos y metálicos y, en esos instantes, “estoy buscándome a mí mismo, intentando agarrarme a algo y, al final, a lo que me agarro es al flamenco”, señaló Ángel Muñoz ante los medios de comunicación. “Termino pensando que ese flamenco me ha guiado siempre, pero todo lo que escucho tiene sentido, tiene su por qué”, explicó.
Tanto la coreografía como la música original están inspiradas por los muchos significados que suscita su nombre, según ha explicado Daniel Muñoz, productor y co-director de este montaje. Así, el bailaor cordobés muestra las diferentes caras de su arte en el ángel caído, el ángel custodio, el mensajero, la gracia… Y lo hace de una forma sugerente y libre, mostrando tanto las caras “ya conocidas como las inéditas”. De alguna manera, bucea en el simbolismo de su nombre “para sincerarse con el flamenco”.
Equipo artístico
Esta forma de entender el arte le lleva a una inquietud innata que conecta la música con la danza. Para este montaje contará sobre el escenario del Teatro Villamarta con la guitarra de Javier Patino, el saxo y la flauta de Diego Villegas, la percusión de Nacho López y las voces cantaoras de Miguel Ortega y José Ángel Carmona. 
Dos piezas electrónicas de Artomatico sirven de prólogo y epílogo y marcan emocionalmente el guión. La primera de ellas lleva por título ‘Negro’, donde se mezcla el flamenco con otras referencias musicales. “Al latido del corazón se superponen ritmos de palmas, con la idea de que salga de la oscuridad y baile”, indicó Daniel Muñoz. En cambio, la pieza que cierra el montaje responde al nombre de ‘Blanco’ que, partiendo de unas alegrías, convierte el espíritu festivo de este palo en “algo introspectivo”. “Una forma de cerrar el ciclo de la vida”, precisó el bailaor. 
Así las cosas, si el prólogo desvela el esbozo abstracto hasta la concreción del martinete y la seguiriya; luego se dibuja el eco de los fandangos; se fusiona cuerpo y oído en el taranto; la farruca sintetiza su propia historia; y enciende un espacio de luz en las desbordantes alegrías. Ya en el epílogo, los ecos y las sombras vuelven y envuelven a “un Ángel Muñoz espectral, a un bailaor que busca sus alas y las encuentra”. Distintas facetas de un mismo bailaor que quiere partir de la ortodoxia para indagar en mundos nuevos.
La carrera de Ángel Muñoz ha dado un giro tras su paso por el Original Flamenco Festival 2013. Han sido muchas sus participaciones en colaboración con otros artistas, pero pocas las llevadas a cabo como protagonista principal. A este salto hacia adelante ha contribuido las cinco noches que pasó en el Teatro Compac Gran Vía el pasado mes de agosto con ‘Ángel, del blanco al negro’, un montaje que ha ido creciendo desde que fuera presentado en el Festival de Jerez 2011. Con este madurado ‘remake’ de la obra, el bailaor cordobés revalida su propuesta debutando en el Teatro Villamarta y no oculta su alegría, pues en este certamen “el público siempre me acoge con los brazos abiertos”.
Homenaje a los grandes
“Un espectáculo dirigido al legado universal que dejaron los grandes bailaores de la historia al flamenco, con un claro compromiso: seguir cuidando el arte flamenco y transmitir lo que hemos heredado”. Ése es el propósito de Alfonso Losa en ‘Bailaores’ dentro del ciclo ‘Solos en Compañía’ que se viene celebrando en Sala Compañía.
Acompañado por la guitarra de Pino Losada y el cante de José Manuel Doya Jiménez ‘Zambuyo’, Fabiola Pérez ‘La Fabi’ y Manuel Tañé, En opinión de Alfonso Losa, “una soleá para Güito, una bulería para Farruco, una alegría para Mario y una farruca para Gades son un sueño y un ideal para cualquier bailaor”. Y él las ejecuta partiendo de las esencias de estos maestros para desembocar en su propia singularidad.
De otro lado, el guitarrista Paco Serrano presentará su último trabajo discográfico en Sala Paúl. ‘Catarsis’ salió al mercado el pasado año como “la obligación y la necesidad de los músicos de crear y plasmar nuestra obra”. Serrano reconoció ante los medios de comunicación la dificultad que entraña sacar un nuevo disco que, en estos tiempos de crisis del sector, más bien es “una tarea personal”. No obstante, cree que “la recompensa merece la pena”.
En la Sala Paúl estará acompañado por la guitarra de José Luis Medina, el cante de Juan Zarzuela, la percusión de Miguel Santiago y el baile de la sevillana Marina Valiente.




Jerez, 6 de marzo de 2014
Departamento de Comunicación
www.festivaldejerez.es / www.flamenco-world.com
“Un espectáculo dirigido al legado universal que dejaron los grandes bailaores de la historia al flamenco, con un claro compromiso: seguir cuidando el arte flamenco y transmitir lo que hemos heredado”. Ése es el propósito de Alfonso Losa en ‘Bailaores’ dentro del ciclo ‘Solos en Compañía’ que se viene celebrando en Sala Compañía.
Acompañado por la guitarra de Pino Losada y el cante de José Manuel Doya Jiménez ‘Zambuyo’, Fabiola Pérez ‘La Fabi’ y Manuel Tañé, En opinión de Alfonso Losa, “una soleá para Güito, una bulería para Farruco, una alegría para Mario y una farruca para Gades son un sueño y un ideal para cualquier bailaor”. Y él las ejecuta partiendo de las esencias de estos maestros para desembocar en su propia singularidad.
De otro lado, el guitarrista Paco Serrano presentará su último trabajo discográfico en Sala Paúl. ‘Catarsis’ salió al mercado el pasado año como “la obligación y la necesidad de los músicos de crear y plasmar nuestra obra”. Serrano reconoció ante los medios de comunicación la dificultad que entraña sacar un nuevo disco que, en estos tiempos de crisis del sector, más bien es “una tarea personal”. No obstante, cree que “la recompensa merece la pena”.
En la Sala Paúl estará acompañado por la guitarra de José Luis Medina, el cante de Juan Zarzuela, la percusión de Miguel Santiago y el baile de la sevillana Marina Valiente.




Jerez, 6 de marzo de 2014
Departamento de Comunicación
www.festivaldejerez.es / www.flamenco-world.com



Jerez, 6 de marzo de 2014
Departamento de Comunicación

www.festivaldejerez.es / www.flamenco-world.com

© Ayuntamiento de Jerez • C/ Consistorio 15 • 11403 • 956 14 93 00 • Mapa del sitio • Contacto • Aviso legal • Accesibilidad